Guía de compra - Otros aparatos

Cocer y tostar

Cocedores y hervidores
Si queremos cocinar alimentos al vapor, nada como un buen cocedor, que, tan solo llenando un depósito con agua y conectándolo a la corriente, permitirá crear vapor que cocine los alimentos. La temperatura creada no superará nunca los cien grados, permitiendo así que el sabor de los alimentos se conserve. Por su parte, un hervidor es un electrodoméstico en el que se pueden hervir líquidos de cualquier tipo, aunque por lo general se use para la preparación de tés y cafés. Al llegar al punto de ebullición, el hervidor se apagará automáticamente, para evitar mayores desastres. Dos elementos únicos y necesarios para la cocina moderna, que ahorrarán tiempo, dinero y energía.

Tostadoras y yogurteras
La tostadora es un electrodoméstico indispensable para el día a día, con el que podremos tostar pequeñas rebanadas de pan de molde para crear así tostadas de la forma más sencilla posible (simplemente introduciendo las rebanadas en los orificios para tal efecto y consiguiendo un pan tostado perfecto). Una versión más moderna de la tostadora es la sandwichera, que sirve para tostar sándwiches enteros, y que resulta perfecta para poder fundir el queso de un sándwich normal, realzando su parte más crujiente al mismo tiempo. Por su parte, la yogurtera te permite hacer, obviamente, yogures. Fácilmente se pueden fabricar unos siete yogures naturales, deliciosos y artesanales. Algunas de las yogurteras más actuales tienen pantalla LCD y temporizador, siendo incluso más sencilla la elaboración de deliciosos yogurts.

Pesar, cortar y guardar

Básculas de cocina y cortadores de fiambre
Si lo que quieres es medir bien los alimentos para tener una dieta sana y equilibrada, necesitas una báscula de cocina para no engordar más de la cuenta. Si no dispones de mucho dinero, puedes hacerte con una clásica báscula analógica, pero por algo más puedes tener una báscula digital mucho más precisa y de calidad, con pantalla LCD y funciones variadas, como la suma de los gramos de varios alimentos, para comprobar cuánta cantidad total cocinaremos. Pero claro, ¿cómo escoger exactamente lo que vamos a comer? Una buena opción para diseccionar es un cortador de fiambre, un electrodoméstico que cada vez se abre hueco en más hogares como la alternativa a las charcuterías. Se puede elegir de mayor o menor tamaño o calidad, pero para una casa normal uno plegable es lo más cómodo, a pesar de que no ofrece tanta calidad como un cortador de fiambre más grande y profesional.

Dispensadores de cerveza
Nada mejor para impresionar a las visitas que un buen dispensador de cerveza, que puede tener varios litros en su interior y se puede convertir fácilmente en el rey de la casa. Claro está, tienes que tener en cuenta la marca, ya que puede ser compatible tan solo con un tipo de barriles o tener una gran variedad. Elige la temperatura de la cerveza, controla bien la espuma y siéntete como un rey con un buen dispensador. ¡El regalo perfecto!

Para el desayuno

Exprimidores
Hay dos variantes básicas a la hora de poder exprimir la fruta: Manual (el más clásico, con una punta ovalada y rugosa donde colocar una fruta de la que extraer el zumo, con un plato donde se recoge la pulpa y, en ocasiones, con un útil recogepepitas) y eléctrico (que varía a cada momento que pasa, pudiendo simplemente moverse la punta para exprimir o siendo una máquina que abre las naranjas y las convierte en zumo sin necesidad de interacción con la máquina). Con mayor o menor novedad, es uno de los electrodomésticos básicos para poder desayunar en condiciones

Panificadoras
Si lo que quieres es despertarte cada mañana con el olor a pan recién hecho viniéndote de la cocina, puedes hacerle la competencia a las panaderías de tu barrio con una buena panificadora. Diferentes tamaños (para diferentes tipos de pan, claro) y, sobre todo, la posibilidad de tener programas diferentes para hacer todo tipo de panes diferentes, desde el blanco hasta el integral pasando por el pan sin fermentación, dulces o hacer todo tipo de masas (para pizza, para panecillos…). Ten cuidado y compra panificadoras sin teflón o PVC, ya que puede resultar cancerígeno. Compra una panificadora de calidad para comer el pan más delicioso posible.

Otros

Fuentes de chocolate y máquinas de helado
Para impresionar a cualquier visita, una fuente de chocolate puede llevar al éxito inmediato: Nota cómo el chocolate cae a cascadas e invita a la gente a untar sus nubes (o lo que se quiera untar) y mira cómo disfrutan de una experiencia totalmente innovadora. Por supuesto, tú solo tienes que comprar el chocolate (blanco, con leche, negro) y dejar que todo el mundo lo vea caer. Una experiencia inolvidable. Igual que inolvidables son las máquinas de helado caseras, que cada vez se dejan ver más. Hay varios tipos de ellas, y algunas ni siquiera precisan ser introducidas en el congelador para conseguir un helado de calidad, aunque esta opción de auto-congelado es la más cara del mercado. En verano, tener una máquina de helado significa tener la gloria en versión congelada.

Fondues
Una fondue es perfecta para un postre, dejando que todo el mundo mezcle los chocolates, unte aquí y allí y se divierta con uno de los detalles más dulces que se pueden tener. Por supuesto, además de chocolate se puede derretir el típico queso, pero el modus operandi es el mismo: Utilizar pequeñas piezas de alimento clavadas en un pincho para untarlas en el alimento derretido y comer antes de que se derrame. Un plato delicioso que, cada vez más, se utiliza en cualquier hogar con algo de clase.