Freidoras

Guía de Compra - Freidoras

Diseños

Freidoras con tapa transparente, bellas y fáciles de usar
Las freidoras compactas prevalecen en el mercado doméstico. Sus bellos y modernos diseños nos presentan freidoras con carcasa en materiales plásticos aislantes que combinan elegancia y resistencia. También hay freidoras en acero inoxidable, tanto en el cuerpo como en la cubeta, y freidoras con detalles modernos e innovadores, con tanques de acero esmaltado y recubrimiento antiadherente que nos facilitan la limpieza. Otras ventajas que nos brindan seguridad en estas freidoras son las asas abatibles y desmontables y sus bases antideslizantes.


Las tapas desmontables favorecen la comodidad en el uso de las freidoras eléctricas, igual que los empaques que rodean el perímetro de la tapadera garantizando un cierre adecuado. Las ventanillas o tapas traslúcidas en las freidoras añaden un servicio extra, permitiendo supervisar el estado de las frituras sin abrir la tapa, además de dar una bella apariencia.


Las freidoras con paredes de tacto frío resultan de gran utilidad. Previenen accidentes, igual que la función del sistema de zona fría donde se depositan los restos de los alimentos evitando que se quemen. Este sistema, integrado en muchas freidoras, conserva el aceite limpio. La capacidad de aceite en las freidoras eléctricas suele ir desde un litro hasta 4.5 litros. La potencia, naturalmente, ha de ser acorde a estos volúmenes. Así, tenemos freidoras de 1.000 a 3.000 vatios.

Aceites sanos

Buena salud con la deliciosa comida frita
El uso de aceites saludables en las freidoras eléctricas, como el de oliva o girasol, protege nuestra salud y garantiza calidad en los alimentos. Con la capa protectora que se forma alrededor de la comida, evitamos la saturación de aceite y preservamos los jugos, logrando una fritura perfecta.


La nueva tecnología en freidoras eléctricas nos muestra aparatos con particularidades, como el sistema agua-aceite. Este sistema dual permite el uso de las freidoras con una combinación de agua y aceite, lo que resulta más económico al tiempo que garantiza la calidad y el crujiente gusto de los alimentos. Muchas freidoras disponen de una llave para vaciar el contenido ya usado con mayor facilidad.


Otro sistema novedoso en las freidoras es el "AirFryer", que nos permite cocinar con un ochenta por ciento menos de grasa. La pala giratoria de estas freidoras eléctricas nos asegura una cocción perfecta de los alimentos con muy poco aceite. Éste se reparte homogéneamente por la cubeta de las freidoras, logrando cocinar toda la comida de manera uniforme. La tecnología de las freidoras "AirFryer" se basa en la combinación de las resistencias y la velocidad del aire caliente en movimiento. El resultado de estas nuevas freidoras: un menor consumo de grasa y resultados increíbles al preparar nuestros fritos.

Uso fácil


Freidoras de fácil limpieza, lavables en lavavajillas
Al escoger un modelo entre los cientos de freidoras del mercado, el uso práctico del aparato y su fácil limpieza son elementos claves. Las freidoras son una inversión en nuestro equipamiento doméstico o profesional, por eso debemos buscar un aparato que simplifique nuestras tareas. Así, las freidoras con paredes lisas, sin ranuras o pliegues, son puntos a favor por su comodidad en la limpieza. Otro aspecto importante en las freidoras eléctricas es que las resistencias de calentamiento no estén en contacto con el aceite. Las freidoras con resistencia exterior resultan más cómodas de vaciar y limpiar. También ayuda a nuestra labor que la bandeja del aceite sea separable, así como que el cambio de los filtros antiolor y antigrasa sea sencillo, aunque en el mercado encontramos modelos de freidoras con los filtros fijos.


Todo lo que contribuye a facilitar las tareas domésticas es bienvenido. El sistema "easy clean" de vaciado rápido es un gran aporte, lo mismo que las freidoras eléctricas desmontables que nos permiten separar las piezas de las freidoras y lavarlas en el lavavajillas. Los interruptores y reguladores de potencia en las freidoras junto al piloto con led rojo se suman a las prestaciones en comodidad, pues facilitan la regulación de la temperatura según el tipo de alimento, y alertan sobre su funcionamiento.

Termostato


Para lograr alimentos crujientes y jugosos
Casi la totalidad de las freidoras se calientan mediante resistencias eléctricas gestionadas por un termostato que selecciona la temperatura a la que se freirá el alimento. Antes de realizar nuestra inversión en freidoras eléctricas, debemos examinar las características técnicas, de seguridad y funcionamiento. En las freidoras eléctricas la precisión del termostato y el consumo de electricidad son también factores a tener en cuenta. Es importante asegurarse de que las resistencias de calentamiento de las freidoras no estén en contacto con el aceite. La mayoría de las freidoras trabajan con temperaturas de entre 150 y los 200 grados centígrados; es bueno saber que si se fríe por debajo de 150ºC los alimentos absorben mucho aceite, y que por encima de los 225º resulta peligroso, ya que el aceite puede salir ardiendo. Es primordial en las freidoras eléctricas que exista una perfecta correspondencia entre la temperatura del termostato y la temperatura real del aceite, porque si existe distorsión será imposible cocinar adecuadamente los alimentos. Otro consejo es regular el termostato de las freidoras para evitar que el aceite se queme o se ponga oscuro. En términos generales, para lograr un alimento crujiente y jugoso, es ideal una temperatura en torno a 160 grados, siempre, eso sí, en freidoras con termostatos muy fieles.

Capacidad

Freidoras para todos los gustos y tamaños
Antes de escoger la mejor de las freidoras para ti, es necesario determinar el uso que le vas a dar. La capacidad de las freidoras eléctricas se mide por el volumen de aceite que son capaces de contener, por el número de canastas de que disponen, y por su tamaño. Especialmente en el tamaño encontramos gran variedad de freidoras. Hay freidoras industriales que utilizan de 10 a 30 litros de aceite y que disponen de una a cuatro cestas de gran capacidad. Suelen utilizarse en hoteles, restaurantes, bares etc. Son muy eficientes y permiten cocinar grandes cantidades de alimentos rápidamente. Si lo que te interesan son las freidoras domésticas, el mercado ofrece una amplia variedad de modelos y precios. Son obviamente mucho más pequeñas, con capacidades de 1 a 4 litros, freidoras compactas que se adaptan al tamaño de una familia media. Las freidoras domésticas presentan gran variedad de diseño y prestaciones, pero siempre son fáciles de usar, limpiar y guardar. Por último, para saber cuál escoger entre las muchas freidoras eléctricas disponibles, tenemos que atender a nuestro presupuesto. En general, no resultan electrodomésticos muy caros. Marcas de freidoras como Fagor, Ufesa, Philips, Taurus, Moulinex o De Longhi ofrecen modelos accesibles a todos los bolsillos.