Cafeteras

Guía de Compra - Cafeteras

Italianas

Cafeteras rápidas, baratas y fáciles de usar
Hay una amplia variedad de cafeteras que no precisan de electricidad (turcas, napolitanas, de vacío, cona…), pues funcionan con el fuego de la cocina o cualquier otra fuente de calor. Pero las más populares con diferencia son las cafeteras italianas.


Funcionamiento de las cafeteras italianas
Las cafeteras italianas o mokas son baratas y rápidas. Son fáciles de usar y de limpiar y ocupan poco espacio. Son prácticas para llevar a esas vacaciones en un camping o en un apartamento de playa con cocina. Las hay de varios tamaños, dependiendo de las tazas que quieras sacar. Es muy apreciada por el característico café espresso que proporciona, fuerte y aromático,  las hay de varios tamaños.


Cafeteras italianas eléctricas
Algunas marcas han comercializado cafeteras italianas eléctricas. Tienen una base eléctrica para calentarla y son, naturalmente, más caras. A cambio, las cafeteras italianas eléctricas suelen incorporar funciones para apagarse automáticamente. Pueden programarse para que hagan el café a determinada hora y mantener el café caliente durante un tiempo.

De goteo

Cafeteras para café más suave y para grandes cantidades
Hay quienes prefieren el café tipo americano, más aguado, o quieren una cafetera para hacer una buena cantidad de tazas de una sola vez, como en una oficina o en una reunión familiar. Para ellos, las cafeteras de émbolo y las cafeteras de goteo son la alternativa al café de puchero.


Funcionamiento de las cafeteras de goteo
Las cafeteras de goteo o de filtro son las que se denominan popularmente como cafeteras eléctricas, ya que antes eran las únicas para el hogar que funcionaban con electricidad. En estas cafeteras el depósito para el agua está arriba y ésta cae a través del café, situado sobre un filtro de papel o aluminio desechable, para luego verterse gota a gota sobre una jarra. Casi todos los modelos nuevos incorporan una válvula para evitar que gotee cuando no está la jarra y una placa para mantener caliente el café.


Diferentes modelos de cafeteras de goteo
Las que funcionan con electricidad,  son de las más baratas. Sin embargo, puede haber una considerable diferencia de precio entre un modelo y otro.


Esta diferencia, además de la calidad y la consiguiente durabilidad, se basa en prestaciones que deberás tener en cuenta a la hora de elegir, como por ejemplo el tamaño de su depósito (calcula que, en promedio, con un litro salen unas ocho tazas). Éste, además, puede ser extraíble para una limpieza más fácil.


Algunas tienen un sistema de apagado automático para cuando llevan un tiempo sin usarse. También pueden incorporar un temporizador para programarlas.

Café espresso

Hasta hace poco, las cafeteras espresso o máquinas espresso, que hacen un café más cremoso, estaban acotadas por su precio a las cafeterías, bares y restaurantes. Pero en los últimos años, los fabricantes han comercializado modelos asequibles para el hogar (aunque siguen siendo más caros que los  tipos de cafetera anteriores) y la gama de modelos es extensísima.



Tipos de cafeteras espresso
Hay varios tipos de máquinas espresso dependiendo, en primer lugar, de su mecanismo de funcionamiento. En este sentido, hay cafeteras que pueden funcionar a vapor, con pistón o con bomba. En los últimos años han surgido unas que funcionan con bomba de aire y que son más pequeñas. Las cafeteras espresso más populares son las de bomba. Si eliges una de éstas ten en cuenta que las hay de diferentes presiones. A mayor presión, mejor calidad del café. Una bomba de 15 baros es bastante aceptable.


Cafeteras manuales y automáticas
Según el grado de control que ejerce el usuario sobre el proceso de elaboración del café, hay cafeteras manuales, semiautomáticas, automáticas y superautomáticas. Estas dos últimas categorías de cafeteras se encargan incluso de la molienda del grano de café. En la superautomática prácticamente sólo tienes que poner la materia prima y pulsar un botón. Son ideales, por ejemplo, para oficinas con muchas personas. Sin embargo, si prefieres ejercer un mayor control sobre el proceso de elaboración del café, para hacerlo a tu gusto, elige mejor una manual o una semiautomática.

Versatilidad

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir entre las distintas cafeteras es si quieres simplemente preparar un café y luego ponerle leche y azúcar a tu gusto, o si buscas un aparato que haga capuchinos, irlandeses o incluso chocolates o tés.


Cafeteras espresso con distintos programas
Hay algunas máquinas espresso automáticas que tienen programas para elaborar distintos tipos de café, como ristrettos, maquiatos, lungos… Así no tienes que preocuparte luego de operaciones engorrosas como sacar la crema a la leche para obtener tu preferido.


Cafeteras con capuchinado
Ciertos modelos vienen incluso con la opción de adquirir un capuchinador aparte para elaborar los populares capuchinos. Las cafeteras con capuchinado tienen un dispositivo que se engancha a las cafeteras y, por un tubo, succiona la leche y la espuma. Sirve tanto para el capuchino como para el macchiato.


Cafeteras de cápsulas
Pero la última sensación en cuestión de cafeteras son las cafeteras de cápsulas o monodosis. Con ellas sólo tienes que comprar la cápsula con tu infusión favorita (y las distintas marcas se están afanando en incrementar su oferta), añadir la leche y pulsar en la cafetera el botón de tu selección, entre los que permite cada modelo.


Son más pequeñas y sencillísimas de usar. Algunas leen incluso el código de barras de las cápsulas. Las hay multibebidas, que, además de café, hacen chocolate, té y otras infusiones. Cada vez están sacando modelos más económicos, pero comprar las cápsulas te sale más costoso que hacer el café con los otros tipos de cafetera.

Accesorios

Tazas y tazones
En toda vajilla que se precie no puede faltar el juego de tazas y sus correspondientes platillos para el café. Y si te gusta un café americano con leche para el desayuno, necesitas un tazón. Su decoración puede ser un reflejo de tu personalidad, desde el escudo de tu equipo de fútbol hasta un recuerdo de tus últimas vacaciones.


Molinillo de café
Hay cafeteras con molinillo integrado, pero si tu cafetera no incorpora uno y prefieres moler el grano a tu gusto en vez de comprarlo ya molido, necesitas un molinillo de café. Los hay eléctricos y, para los que hacen de la preparación del café todo un ritual, manuales.


Capuchinador
Es una especie de batidora de mano, pero más pequeña, para espumar la leche. Funciona con pilas. A algunos modelos de cafeteras espresso se les puede incorporar un dispositivo llamado también capuchinador. Se compra aparte y tiene que ser del mismo fabricante que la cafetera.


Cápsulas de café
Si tienes una cafetera monodosis, deberás aprovisionarte regularmente de cápsulas. A la hora de comprar uno de estos aparatos ten en cuenta que los modelos de cada fabricante sólo funcionan con una marca específica de café.


Así que, antes de adquirir una, infórmate de qué variedad de gustos tiene esa marca y de donde puedes comprarlas. Algunas sólo se venden en ciertas grandes superficies o en tiendas exclusivas y tal vez no tengas una cerca. En ese caso, tendrías la opción de encargarlas por Internet y pagar los gastos de envío. También venden cápsulas rellenables para algunos modelos. Pero prepararlas requiere de un proceso un tanto laborioso y el resultado no es el mismo.