Guía de Compra - Congeladores

Qué significan las estrellas


Es posible que te hayas preguntando en más de una ocasión qué significan las estrellas de un congelador.



Y no, no es ninguna referencia a su calidad, sino más bien a su capacidad de congelación, marcando así el tiempo que pueden estar congelados y la temperatura a la que estarán. Una estrella significa que tendrá una temperatura de seis grados bajo cero, lo que significa que los alimentos solo podrán conservarse uno o dos días, y cada estrella irá aumentando en 6 los grados bajo cero (dos estrellas serán 12 grados bajo cero, tres serán 18 y cuatro 24 bajo cero). Los congeladores de dos estrellas podrán conservar los alimentos hasta tres días, los de tres estrellas hasta un mes y los de cuatro estrellas serán tres o más meses, aunque se debe mirar la conservación que cada fabricante indique.


Sistemas de congelación

Existen dos sistemas de congelación básicos: El frío ventilado y el sistema de placas. El sistema de frío ventilado y el de placas. El sistema de frío ventilado es el siguiente: Se emite un gas frío por medio de un ventilador, que hace que todo lo almacenado en el compartimento se congele. Este sistema es el que funciona más y mejor hoy en día, ya que es vital para la tecnología no-frost, que hace que la escarcha no pueda formarse en el interior de los congeladores, evitando así la descongelación para quitarle la escarcha. El sistema de placas cada vez se utiliza menos. Con este sistema, la comida se pone entre dos placas horizontales refrigeradas, y funciona muy bien, pero tan solo si los alimentos caben entre dichas placas.

Rendimiento energético

Los congeladores, hoy por hoy, han pasado con mucho la barrera de la eficiencia energética de clase A (a priori, la más respetuosa con el medio ambiente), y se han creado tres nuevas categorías entre las que se recomienda comprar un congelador, no solo para gastarse menos a fin de mes, sino también para ayudar a preservar la naturaleza. Estas categorías son A+, A++ y A+++. No se recomienda comprar ningún congelador más debajo de estas categorías (llega hasta la G), pues, aparte de contaminar, hará que te llegue una factura mucho más grande a final de mes.

¿Cómo pueden ser?

Los congeladores pueden ser de muchas diversas formas: Están, por ejemplo, los freezers, o congeladores verticales, que tienen la forma y el tamaño de una caja y pueden medir desde un poco más que el suelo hasta el techo de tu cocina. Lo normal es que sean pequeños, pero si tienes espacio suficiente en tu cocina como para tener una nevera y un congelador por separado, no es mala idea, ya que permite, por ejemplo, guardar un animal grande en su interior. Puedes escogerlos de una o de dos piezas. La otra gran opción son los arcones o congeladores horizontales, que tienen la puerta arriba y pueden congelar más y mejor que los verticales, aunque con el problema de que son más difíciles de encajar en algún sitio dentro de una cocina, y que, además, nos obliga a hurgar en su interior, ya que no se puede ver todo lo que tiene de primera mano.