Guía de Compra - Aire acondicionado

De ventana

Una de las sensaciones más placenteras es la de sentir una temperatura agradable en la piel. El aire acondicionado llegó para cubrir esa necesidad. La elección, sin embargo, no es fácil en estos tiempos. Factores como la situación de la casa, las medidas de las habitaciones y el flujo de gente, entre otros, nos condicionan al momento de adquirir uno.  La comodidad también importa. Pero no hay que desesperar, porque hay para todas las necesidades.
Un aire acondicionado potente y de instalación económica
También se le conoce como monobloque o compacto. El aire acondicionado de ventana es aquel formado por un solo aparato.

Instalación
Este aire acondicionado puede ir instalado en una ventana o en una abertura hecha a la medida del aparato en una pared. Una parte del aire acondicionado queda en el interior de la habitación y la otra en el exterior. De esta forma se asegura que el compresor esté ventilado y que se elimine el agua que se produce por la condensación.

Temperatura
En general, este tipo de aire acondicionado brinda aire frío solamente. Hace unos años, prácticamente todos los aires acondicionados domésticos eran de este tipo.  Los viejos modelos eran ruidosos y gastaban mucho. La tecnología actual los produce más silenciosos y económicos.

Para los que no quieran moverse de su sillón preferido para regular la temperatura del aire acondicionado, los de ventana también incorporan la posibilidad del mando a distancia.

Difusores
El aire acondicionado de ventana viene provisto de difusores tanto horizontales como verticales. De esta forma, logra que el aire se expanda de la misma manera en todas las direcciones. En algunos modelos incluso se puede elegir entre varias formas de difusión del aire. Todo aire acondicionado de ventana condensa menos agua en pleno funcionamiento. Esto les permite funcionar perfectamente en lugares muy húmedos, incluso con porcentajes cercanos al 90%.

Algunos modelos de aire acondicionado de este tipo poseen un sistema que renueva hasta el 10% del aire del lugar donde están instalados.


Un detalle muy importante a tener en cuenta antes de elegir un aire acondicionado tipo ventana, es conocer la reglamentación de tu comunidad.

Split

Aire acondicionado split de pared
El aire acondicionado split está compuesto por dos unidades. En la que se instala dentro de la casa se encuentran el condensador y el evaporador. En la que queda fuera se aloja el compresor. Ambas partes se conectan gracias a tubos de poco diámetro. Por consiguiente, tienes que hacer aberturas más pequeñas en tu pared. No se recomienda para paredes prefabricadas.
Este aire acondicionado es muy silencioso, su mantenimiento resulta sencillo y consume menos energía que los de ventana. Y son bonitos a la vista. Pueden brindar solamente aire frío o incorporar la posibilidad de calor por medio de la denominada bomba de calor. Se les llama climatizadores. Las funciones de este aire acondicionado se operan con un control remoto.


Aire acondicionado split tipo consola de techo
Este aire acondicionado brinda mayor potencia de refrigeración. Se utiliza en recintos grandes o con mucha circulación de gente, y no tanto en hogares. El coste de instalación de este aire acondicionado es superior al de los split de pared porque su compra no incluye materiales como cables y tubos.


Aire acondicionado compacto o tipo split central
Está pensado especialmente para refrigerar por ejemplo una vivienda multifamiliar o un edificio. Funciona igual a los split, pero el aire llega a los distintos espacios por medio de conductos. Este sistema facilita el mantenimiento, brinda más comodidad y sube la cotización de la vivienda. Sin embargo, el coste de la instalación es más elevado porque hay que modificar la altura de los techos y agregar conductos.


El sistema multi split es una variación de éste, ya que el aire que sale de la unidad central va a distintos equipos colocados en cada habitación.

Portátil

Cualquier parte de la casa refrigerada
Si no quieres preocuparte por hacer una instalación, sin duda ésta es la mejor elección. En la actualidad hay aparatos de aire acondicionado portátiles que llegan a potencias de 4.000 frigorías.


Aire acondicionado portátil tradicional
Este aire acondicionado incorpora todo su sistema en un armario pequeño montado sobre ruedas. Así, puedes llevarlo a  cualquier habitación de tu casa. El aire caliente es extraído por medio de un tubo o manguera que puedes acomodar de la manera que tú quieras. Algunos modelos brindan, además, la posibilidad de usarlos en invierno como estufa. Como ejemplo, para una habitación de 20 metros cuadrados en verano, va bien uno de aproximadamente 3.200 frigorías. En invierno, ese mismo aire acondicionado portátil puede mantener una temperatura de aproximadamente 24 grados.
Esta clase de aire acondicionado se aconseja cuando las características del lugar a refrigerar impiden adoptar cualquier otro sistema. Es ideal también para tenerlo en casas de fin de semana o vacaciones, donde quizás no lo uses todo el tiempo.
Son muy útiles y funcionales en caso de que tengas que estar en una vivienda por poco tiempo y necesites tener aire acondicionado. Cuando te mudes, te lo llevas contigo con sólo enrollar el cable y el tubo flexible. Y no tienes que tapar ningún orificio.


Aire acondicionado portátil con mochila
También conocido como “split móvil”, este aire acondicionado tiene una parte que va dentro de la habitación y otra, el condensador, que puedes poner en tu balcón o patio. Ambas están unidas por tubos extremadamente finos hechos de nailon muy flexible. Este sistema portátil tiene mejor rendimiento.

Funciones extra

El aire acondicionado sin duda brinda un gran confort. Sin embargo, hay otras características que son importantes al momento de elegir. Muchas de estas funciones están disponibles en todos los tipos de aire acondicionado. Otras sólo en algunos.


Aire acondicionado con bomba de calor inverter
En estos días, prácticamente todo aire acondicionado trae bomba de calor, lo que permite usarlo en invierno como estufa. Estos equipos funcionan a plena potencia hasta que alcanzan la temperatura deseada. Entonces, bajan la potencia para mantener constante dicha temperatura. Este aire acondicionado puede llegar a generar un ahorro de energía del 25%. Se recomiendan para lugares donde la temperatura nunca baje de los -15°C.


Aire acondicionado con deshumidificador
El aire acondicionado con deshumidificador es el indicado para viviendas húmedas o que estén en entornos de mucha humedad, como por ejemplo en la costa del mar o junto a un río. Este tipo de aire acondicionado produce, mediante condensación, la eliminación del exceso de humedad que, de otro modo, provocaría sensaciones molestas.


Aire acondicionado con temporizador
El aire acondicionado con temporizador consiste en que mediante este sistema, puedes programar tu aire acondicionado para que funcione la cantidad de tiempo que quieras. Sólo hay que programar la hora de encendido y la de apagado. Esto redundará en un ahorro de energía importante. El aire acondicionado lo puede traer incorporado o no. Tienes la posibilidad de comprarlo aparte.


Aire acondicionado con bajo nivel de ruido
Quizás eres una persona a la que le molestan los ruidos o trabajes en una actividad que requiere silencio. Si es así, deberás elegir un aire acondicionado lo más silencioso posible.  Los modelos de aire acondicionado con bajo nivel de ruido más silenciosos están en un nivel de 20 dB.