Guía de Compra - Mobiliario de jardín

Para comer

A la hora de elegir mobiliario de jardín, es vital tener muebles perfectos para poder comer entre el césped y el césped sintético. En primer lugar, si queremos comer al aire libre necesitaremos una mesa alrededor de la cual sentarnos a degustar los veraniegos platos. En primer lugar hay que tener en cuenta la forma: ¿Queremos una mesa redonda donde todo el mundo va a sentir que puede hablar con todo el mundo, o una mesa rectangular más clásica? Y si vamos a comer pocos, ¿por qué no intentarlo con una mesa cuadrada? Además, debes tener en cuenta cuál será el material de la mesa: Madera (que ofrece belleza natural y pega mucho con el jardín, pero se estropea más fácilmente si se deja fuera), madera sintética (que no se estropeará tan fácilmente, pero no da esa sensación de belleza tan característica de la madera), de plástico, sintética (que dan durabilidad, pero una calidad más discutible) o aluminio, entre otros. Ahora está dominando mucho la madera de teca, una madera muy bonita que proviene de países húmedos y cálidos. Alrededor de la mesa es recomendable poner sillas del mismo color y material de la mesa, para que no parezcan desacompasados o fuera de lugar.

Para relajarse

Hay muchas opciones en los muebles de jardín para relajarse y mirar al cielo sin preocuparte de nada. Los más típicos son las tumbonas, y es que a la hora de escoger tumbonas para el jardín podemos encontrarnos con un gran número de variedades, casi tantas como de mesas o sillas. Lo más importante, además de su diseño (que puede ser desde algo muy normal hasta un diseño innovador que le de un nuevo aire a tu jardín) debemos escoger con cuidado el material usado: ¿Queremos aluminio o acero inoxidable, que le darán a tu jardín un ambiente moderno a la par que nos quitará molestias a la hora de mantenerlo, o preferiremos ir a algo más clásico? Debes tener en cuenta que estas tumbonas de aluminio o acero suelen venir forradas con tela o tejidos plásticos, para una mayor comodidad. Otras opciones son las tumbonas de plástico o de madera. Además, si se tiene algo más de dinero, para relajarse es imprescindible un buen columpio en el que, además, los niños pueden divertirse durante horas.

Para decorar

Para decorar tu jardín es básico hacerte con una buena pérgola de jardín, a poder ser del mismo material que el resto de la casa. Lo que está claro es que debe tener el mismo estilo para no desentonar, y a posteriori decorarla con plantas como la hiedra. En cuanto al material, podemos escoger la madera (más tradicional) o el hierro y el aluminio (combinado con madera o tejido). Además, podemos decorar nuestro jardín con fuentes, césped sintético u otros objetos más típicos como sombrillas. Si conseguimos combinar los colores y los materiales, nos puede quedar un jardín no solo cómodo y bello, sino también diferente y envidiable.