Guía de Compra - Maquillaje

Lo esencial

Base de maquillaje
La base de maquillaje es el gran básico del maquillaje. Esta base nos ayudará a emparejar el tono de nuestra piel, acabando ésta con un tono unificado. Claro está, esto no significa que se pueda cambiar el color de la piel (si quieres parecer más morena puedes usar un polvo bronceador encima de la base), ya que el color de base debe ser igual al del rostro, siendo esta la única forma de corregir pequeñas imperfecciones. Para probar, se puede echar algo de base en la mano o el cuello y esperar, dejándolo secar. No te olvides de usar una base fijándote en tu tipo de cutis: La piel grasa debe tener una base líquida, la seca una hidratante y la mixta una libre de aceite. Además, si tu piel tiene demasiados problemas, puedes comprar una base de más cobertura.

Correctores
Hay diferentes tipos de correctores para tu cara, aunque probablemente el que más se lleva es el corrector de imperfecciones. Los pequeños granitos, las manchas o las cicatrices que pueden dar una mala imagen precisan de un corrector específicamente diseñado para cada uno de tus pequeños problemas, especialmente para las zonas rojas del rostro, que se disimulan aplicando un poco de producto (¡Cuidado! Si se echa mucho, el efecto puede ser el contrario y destacar tus irregularidades). Este corrector suele ser amarillo o verde, ya que se trata de un corrector de tonalidad. Ten cuidado a la hora de usarlo e infórmate, ya que algunos se usan antes de la base y otros después. Otro corrector muy usado es el corrector de ojeras, que tiene varias posibilidades: Puede simplemente dar luz con un corrector ligero, quitar ojeras… o, por qué no, solo usar corrector el día que no te apetezca usar maquillaje. Bastará con unos retoques para estar ideal en menos de cinco minutos. Puedes escogerlo en lápiz (mucho más preciso), líquido (suave y estupendo para las ojeras) o en barra (muy denso), cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

Polvos
Los polvos son necesarios para poder dar carácter a tu rostro. Es el caso de los polvos mate o traslúcidos, que vienen en tono claro y mediano. No se trata de cambiar el color de la piel, sino de eliminar los brillos que aparecen en nariz y frente. Para usarlos correctamente se deben aplicar polvos sueltos al maquillarse en casa y, después, polvos compactos para aplicarse en cualquier lugar, ya que son más fáciles de transportar. Se recomienda, además, aplicar el polvo con borla, ya que el acabado es mejor para pieles mixtas. No son pocos los que dicen que los más recomendables son los polvos transparentes, ya que sirven para todas las estaciones. Eso sí, nunca pasándose: Solo hay que usarlos cuando brille el rostro

Más cosas esenciales

Brochas y pinceles
A la hora de meterte en el mundo de maquilla es posible que te asustes al ver tal cantidad de pinceles y brochas que pueden usarse. No te preocupes: Aunque a veces se puede usar la propia esponja dentro de las cajas, para conseguir mejores resultados debes usar otras, aunque sea de forma básica. Por ejemplo, el pincel para sombra base se debe comprar de pelo de pony, que deje extender la sombra en el párpado. El pincel para bases de maquillaje es básico para poder aprovechar bien la sombra, consiguiendo un acabado perfecto. Otros pinceles útiles son el pincel para difuminar (para conseguir un efecto smoke y dar un efecto más natural), la brocha para polvos y colorete (que deje esparcirlos por toda la cara, pudiendo incluso escogerlo con forma) o difuminador kajal (para las pestañas y difuminar). Los materiales pueden ser variados, pero ten en cuenta que el profesional tiene pelo de marta (teniendo una versión superior, pelo natural, e inferior, pelo de pony).

Colorete y sombras
Los coloretes más básicos que puedes usar, generalmente en polvo, son el tono tierra y rosado (que se debe evitar si la piel que tenemos es rosada). Se pueden usar los coloretes en crema si se tiene la piel seca o en verano. Si te aplicas tonos bronceadores debes usar un tono rosado o melocotón. Se debe aplicar poco y difuminarlo bien, retirándolo con un poco de papel higiénico. Sobre las sombras de ojos, puedes usar combinaciones variadas, y cualquier tipo de tono neutro, jugando con la intensidad del color. Siempre se le puede dar un toque de luz en el lacrimal y debajo del arco de la ceja. Para elegir el color debes pensar si quieres resaltar el color de tu ojo, si quieres combinarlo con la ropa, si lo usarás de día o de noche o incluso en qué momento del año lo usemos.

Para los labios
Para escoger tus labiales puedes escoger entre diferentes opciones: Los lápices de labios (que se parezcan al color original de tu labio), las barras de labios (siempre un color parecido al de nuestro labio original, para lo que tendrás que identificarlo y escoger el tono que nos gusten de dicho color, claro u oscuro) y los brillos de labios (cuyo tono básico es el transparente, utilizándolo sobre el perfilador de labios para dar un brillo con color.

Consejos

Tendencias
Para conseguir lucir mejor que nunca y mostrar un maquillaje mejor, necesitas seguir algunas de las últimas tendencias de la industria. Por ejemplo, técnicas para llevar los ojos misteriosos, resaltándolos de forma intensa con tonos violetas y grises, rimmel y con un efecto de humo. Los labios esta temporada se llevan con un delineador, mejorando su contorno y luego aplicándolo con un delineador. Finalmente, aplicando el brillo o el labial deseado. Si se usan componentes humectantes, tus labios podrán estar más hidratados durante más tiempo.