Guía de Compra - Home Cinema

Qué necesitamos

Si quieres escuchar las películas en tu hogar como nunca antes las habías escuchado, tienes que hacerte con un equipo de cine en casa, que te permitirá estar como en el cine desde tu pequeño salón. Olvídate del sonido mono y céntrate en los protocolos de sonido multicanal. Para ello debes saber qué significan los números que marca tu Home Cinema. Por ejemplo, el tan cacareado 5.1 significa que tendrás 5 altavoces y un subwoofer, aunque para ello necesitarás un salón medianamente grande, en el que los sonidos no se acoplen entre sí. Si tenemos un salón en el que poder utilizar nuestro Home Cinema, entonces llega el momento de plantearnos su compra.

Decodificadores

Nuestro Home Cinema tiene que tener diferentes decodificadores, claro está, para poder traducir bien el sonido. Algunos de los descodificadores que debe tener son Dolby Digital, Dolby Digital EX (que incluye un canal extra al Dolby Digital de toda la vida), DTS, DTS ES (una mejora del DTS al que se le añaden las características del Dolby Digital EX) y otros nuevos como Dolby Pro Logic, THX, DTS Neo 6 o THX Surround EX. Recuerda que, aunque tu Home Cinema consiga descodificar todos los sonidos, eso no significa que tenga una buena potencia: La potencia viene marcada por los watios reales, que se necesitarán para dar un buen audio si queremos ver las películas en salones muy grandes, ofreciendo así una experiencia cinematográfica total.

Altavoces que necesitaremos

Los altavoces que necesitaremos dependen del sistema de Home Cinema que cojamos. Por ejemplo, necesitamos altavoces frontales, que irán colocados a la izquierda y la derecha de la pantalla, además de altavoces centrales, colocados tras el televisor o la pantalla, los traseros y los laterales. En total, cuantos más altavoces tengas programados, mejor será el sonido. No puedes olvidarte de un subwoofer, por lo general con tecnología activa, que hará que el sonido sea mejor pero se module siempre igual, siendo este su gran defecto para los que intentan conseguir un sonido perfecto. Pese a todo, aún se pueden encontrar subwoofers pasivos, aunque su tecnología ha quedado anticuada.