Telefonía Fija

Guía de Compra - Teléfonos fijos

¿Con cable o inalámbrico?

A la hora de comprar un teléfono fijo, debes pensar, en primer lugar, el uso que vas a darle, o, lo que es lo mismo, la comodidad que precisas, dependiendo de su uso. Por ejemplo, los modelos más clásicos siguen utilizando cable, cuya calidad de audio es bastante superior a la del resto de teléfonos fijos, aunque los teléfonos inalámbricos cada vez están más de moda, un teléfono que cuenta con todas las ventajas del teléfono fijo (especialmente sus tarifas, que suelen ser más baratas que las de la telefonía móvil), pero con funcionalidades móviles (aunque solo puedan llegar a pocos metros). Dentro de los teléfonos inalámbricos se recomienda mucho el uso de los teléfonos digitales, ya que permitirán una calidad de escucha mucho más alta que en los teléfonos analógicos. Los teléfonos digitales, además, mejorarán la estética del fijo inalámbrico y de la propia base al poder ocultar sus antenas.

Batería

Si te decides por un teléfono fijo inalámbrico, debes tener en cuenta que tiene que tener autonomía suficiente para hablar durante un buen tiempo (por ejemplo, unas cuatro horas durante conversación, que deben ascender a un mínimo de 60 horas en espera). Ten en cuenta que los teléfonos fijos inalámbricos pueden ponerse a cargar desde el mismo segundo en el que acaba la llamada, simplemente poniéndolo en la base, por lo que te asegurarás que la mayor parte del tiempo esté completamente cargado.

Teléfonos fijos a la última

Algunos de los teléfonos de sobremesa más actuales tienen, incluso, aplicaciones desarrolladas especialmente para ellos bajo sistema Android. Esto es muy interesante para las empresas, ya que de esta forma el teléfono de sobremesa puede convertirse en una extensión del ordenador, consiguiendo no solo una integración perfecta con el e-mail y la agenda de contactos, sino también con las redes sociales. Además, las videollamadas pueden ser mucho más sencillas con un teléfono de sobremesa basado en Android, y el sistema se sincronizará de forma automática con la agenda del teléfono móvil. Aunque pueda sonar a futuro, lo cierto es que cada vez esta es una tecnología más presente.

Pantalla

Cada vez más, los teléfonos, tanto los inalámbricos como los que tienen cable, cuentan con una pantalla de cristal líquido en el que podremos ver el nivel de carga de la batería, el número que nos llama, cuánto tiempo llevamos hablando o incluso poder elegir a quien llamamos desde una agenda telefónica propia. Ten en cuenta que esta pantalla debe tener las suficientes líneas como para poder leer varios datos al mismo tiempo.

Otros

Aunque hay teléfonos fijos muy antiguos, hoy en día casi todos tienen memoria para los números frecuentes, que facilitan así su llamada, y muchos de ellos permiten tener una agenda telefónica con la que hacer más sencilla la búsqueda, y posterior llamada, de tus contactos. Otras de las características extras que un teléfono fijo puede tener y que te ayudarán en el día a día son las manos libres (para no necesitar tener siempre el auricular en el oído) o la capacidad para hacer una multiconferencia. Tú debes decidir, dependiendo de tus necesidades, qué tipo de teléfono fijo necesitarás. ¡No te dejes llevar por las capacidades extras si solo necesitas un teléfono casero ni te vayas a lo barato si realmente necesitas un teléfono repleto de características y posibilidades!