Guía de compra - Faxes

Tipos

A la hora de comprarte un fax, debes pensar en primer lugar si lo vas a utilizar mucho o simplemente de forma ocasional, pues esta diferencia será la que decida el fax que finalmente termines escogiendo. En primer lugar, debes fijarte en los diferentes tipos de máquinas de fax en el mercado. Las primeras son las máquinas de fax a tinta, que imprimen faxes poniendo tinta en el papel para formar palabras e imágenes. Este es el que deberías elegir si no esperas recibir muchas páginas. Si, por el contrario, crees que van a llegar muchas y de forma intensiva, deberías escoger un fax con impresión láser, que es más caro pero irá mucho más rápido que el fax con inyección de tinta. Hay una tercera opción mucho menos usada, el fax termal, que se usaba sobre todo en los inicios del fax (ahora ya no se utiliza en absoluto) y que ha sido relevada por otros sistemas de mayor calidad por su baja calidad.

Color

A la hora de comprar un fax deberías fijarte en si puede imprimir a color y, sobre todo, si lo necesitas. Ten en cuenta la clase de documentos que recibes y envías por fax, ya que la mayoría utilizan tecnología en blanco y negro, pero existen un reducto (de los que utilizan tinta), que pueden recibir documentos a color sin ningún problema, algo muy útil especialmente para dibujantes y diseñadores.

Calidad de la impresión

La calidad de la impresión está marcada por la resolución de la impresión o, lo que es lo mismo, los píxeles por pulgada (PPP) que tenga. Cuando más alta sea la resolución, mayor será la calidad. Obviamente, existen dos niveles: La resolución de impresión (que muestra la resolución máxima a la que se imprimirán los documentos) y la resolución de copia (que mostrará la máxima resolución a la que pueden llegar a enviarse los documentos).

Rapidez

Es importante fijarse en la rapidez a la que se mandará el fax, medida en kilobytes por segundo (Kbps). Esta velocidad irá ligada a la velocidad del módem. Lógicamente, cuanto más rápido pueda ir el módem, más rápidas irán las páginas al enviarse y al recibirse. Con los módems de hoy en día, la velocidad que las páginas pueden adquirir al enviarse y al recibirse es muy alta y no suele haber problemas de velocidad.

En qué más fijarse

Si quieres comprar un fax, es probable que quieras fijarte en un dispositivo multifunción que incluya también una impresora, una fotocopiadora y un escáner, ya que es la mejor forma de ahorrarse cuatro aparatos y reducirlo a uno. Si prefieres un fax de mayor calidad, sacrificando la comodidad, fíjate en sus extras, como la memoria rápida, la rellamada automática, etcétera. Es importante también, con lo conectado que está el mundo, que puedan adjuntarse los documentos directamente a un correo electrónico, permitiendo así que esté también disponible de forma digital. La mayor parte de las máquinas de fax cuentan también con un auricular telefónico con el que podrás hablar directamente con el lugar de destino. Tú decides qué es lo que realmente te interesa a la hora de comprar un fax.