Guía de Compra - Videocámaras Digitales

Como funcionan

Qué son
Una videocámara digital es similar a una cámara de fotos digital en muchas formas. De hecho, a un nivel muy básico pueden llegar a ser intercambiables en los modelos híbridos, ya que son capaces de hacer vídeos además de fotos. Por su parte, la mayoría de las videocámaras son capaces de hacer fotografías además de su función principal, pero la verdad es que es mejor utilizarla en este uso secundario solo en caso de extrema necesidad, ya que la mejor calidad de la videocámara digital la dará cuando estés grabando video, para lo que está preparada. En el caso de las videocámaras digitales, funcionan, grosso modo, de la siguiente forma: Una lente enfoca una imagen en un sensor digital, que captura dicha imagen y lo copia en un medio de almacenaje digital. Estos sensores pueden ser CCD o CMOS.

Almacenaje
Las primeras videocámaras digitales usaban cintas de MiniDV como almacenaje (de hecho, aún algunas lo hacen pues hay quien cree que la calidad de imagen es mayor), pero, al contrario que las antiguas videocámaras analógicas, grababan datos digitales en lugar de video sin procesar. La gran mayoría de las videocámaras actuales no usan ya el sistema de MiniDV, sino que copian el vídeo HD (a estas alturas, el estándar) en muchos tipos diferentes de medios digitales. Los principales medios de grabación son los discos duros y las tarjetas de memoria SD y MiniSD, aunque otras videocámaras utilizan la grabación en sistemas más extraños, como discos DVD. La gran ventaja de grabar tus películas en formato digital las hace mucho más fácil de editar en el ordenador con programas como Sony Vegas o Adobe Premiere. Así, cuanto más sencillo sea el medio de almacenamiento, más sencillo será copiarlo directamente a un ordenador sin necesidad de convertirlo antes a otro formato.

 

Vídeo social

Youtube
A nadie se le escapa que la gran tendencia de los últimos años es llevar la experiencia del usuario a lo totalmente social. Es por ello que Youtube se ha vuelto una pieza imprescindible en la vida de todos nosotros. Para competir dentro del panorama actual de la comunicación, ha aparecido toda una generación de videocámaras que compiten en este mercado permitiendo subir los vídeos, sin editar (o editando de forma muy primitiva en la propia cámara) directamente a Youtube, Facebook o Twitter, con una calidad mayor a la que pueden dar los teléfonos móviles.

Cómo
Estas videocámaras digitales suelen ser muy pequeñas, lo suficientemente ligeras como para llevarlas en el bolsillo y poder sacarla en cualquier lugar, compartiendo así lo que pase alrededor del mundo de forma inmediata. Hay cámaras de vídeo con WiFi y 3G preparadas para subir los vídeos a Internet justo después de sacarlo, e incluso que permiten emitir en directo, en streaming, Hoy por hoy, la calidad de estas cámaras de bolsillo es en HD, que puede servir para dar un mejor servicio en directo o para subir vídeos en alta definición a Youtube. Si quieres revolucionar el mundo, este es el primer paso. ¡Mucha suerte!

 

Grabar cine y cortometrajes

Grabaciones caseras
Si lo que buscas es grabar un cortometraje amateur, un largo o grabaciones más serias que las que se pueden hacer con una cámara preparada para Youtube, necesitas una calidad de imagen mucho mayor, por lo que deberás utilizar una videocámara digital en alta definición de gran tamaño y prestaciones. Estas videocámaras graban en un almacenamiento integrado (principalmente disco duro, aunque también hay videocámaras digitales HD con cintas miniDV, debido a que en algunos lugares sigue siendo el estándar a la hora de editar en alta definición). Por si acaso, los dispositivos de la más alta calidad permiten grabar en varios lugares de almacenamiento a la vez.

Compresión
Hay dos tipos de formatos HD básicos que graban las cámaras grandes de alta calidad: El primero es el formato HDV, típico de Sony, JVC o Canon y es el resultado de grabar en cinta MIniDV, codificado en MPEG 2. El segundo es el formato AVCHD, típico de las cámaras que graban en disco DVD o disco duro, y que utiliza la compresión H.264. Ninguno de ellos debería tener ningún problema a la hora de editar, ya que es una compresión eficiente de los datos con una alta calidad, lo que permitirá que el archivo creado no sea excesivamente grande, el mayor problema que ocurría con las primeras codificaciones en vídeo HD (formatos HDV sin compresión.

 

Características

Lentes
A la hora de comprarse una videocámara digital, hay que enfrentarse a diferentes decisiones. Por ejemplo, además de la obvia diferencia de calidad entre las cámaras digitales Full HD y las que graban con definición estándar (diferencia que se nota en el precio, sí, pero también en el bajón de calidad), debes fijarte en otras cosas más allá de la resolución como, por ejemplo, las lentes. Mientras que compañías como Canon se aprovechan de sus propias lentes, que tienen un pasado glorioso conocido por todo el mundo, otras cámaras tienen que pedir lentes a otras compañías. Las cámaras Panasonic utilizan lentes Leica y las de Sony usan Carl Zeiss, por ejemplo. Depende de la calidad que le pidas a la cámara, así debe ser la lente que compres.

Longitud focal
La longitud focal es otra característica que debes considerar, ya que el zoom es algo que debe importante sobremanera… ¡Pero no te dejes engañar! Los números del zoom digital no significan nada, solo deben valer para ti los números del zoom óptico. También debes tener en cuenta que si la longitud focal es larga, la estabilización de la imagen será notablemente peor, por lo que necesitarás un buen estabilizador de imagen. Y además, debes considerar las videocámaras digitales en 3D, Luego hay que considerar el 3D, pero no solo a la hora de grabar imágenes estereoscópicas que se vean con gafas especiales, ya que, desde el éxito de consolas como la Nintendo 3DS, las cámaras que graban y dejan ver 3D sin gafas están más a la orden del día (aunque, claro, para verlo en una televisión si deberemos usar gafas 3D).

 

Accesorios

Bolsas
Una videocámara, hoy en día, puede venir tan repleta de accesorios que puedes gastarte varios cientos de euros solo en ellos. Por ejemplo, tendrás que meter las tarjetas SD en algún lado, por lo que es recomendable comprarse una buena bolsa para la cámara del tamaño adecuado para esta. Debes tener cuidado, ya que no todas las bolsas valdrán, y debes hacerte con una válida para tu modelo, donde no sobre ni falte nada. Debes hacer hueco en esta bolsa, además de para las tarjetas de memoria (en caso de necesitarlas) y batería extra (ideales si vamos a estar varios días con la cámara y tememos que se nos acabe la de la cámara).

Otros
Por supuesto, a medida que sube la calidad, también sube el gasto en accesorios, dado que deberemos comprar un micrófono externo, focos para iluminación, paraguas que proteja de la luz… Y, claro está, un buen paquete de edición de video en HD para no quedarte sin editar tus vídeos favoritos.