Guía de Compra - Accesorios para cámaras

Objetivos

En las cámaras compactas, el objetivo está integrado y no se puede cambiar.
En las réflex dichos objetivos son intercambiables y suponen el elemento más importante con diferencia, también son más caros (algunos cuestan auténticas fortunas), por tanto son los accesorios para cámaras que mejor hay que evaluar antes de decidirte por uno.


Tipos de objetivos
Estos accesorios para cámaras son también los más variados.
Los hay fijos, que proporcionan una mejor calidad de imagen pero sólo te permiten un tamaño de encuadre, y zooms, que ofrecen un rango más amplio para acercar o alejar el objeto de la foto sin tener que cambiar el objetivo. Por otro lado, tienes los objetivos gran angulares, si quieres abarcar el mayor campo de visión posible, como a la hora de fotografiar paisajes. Si en cambio,  quieres tomar objetos a distancia y que aparezca lo más cerca posible en la foto, lo que necesitas es un teleobjetivo. También dispones de objetivos macro, unos accesorios para cámaras que sirven para fotografiar objetos pequeños a muy corta distancia.


Características de los objetivos
A la hora de comprar un objetivo deberás tener en cuenta, además, otros factores de este tipo de accesorios para cámaras. Lo primero que tienes que averiguar es si es compatible con la montura de tu cámara.
Otro aspecto importante es la apertura máxima que permite el obturador de tu cámara, pues cuanto mayor sea, mejores opciones tendrás de tomar fotos con poca luz. Otra opción muy apreciada en estos accesorios para cámaras es el estabilizador óptico, para evitar las fotos borrosas por el pulso del fotógrafo. Además, debes comprobar cuál es la distancia mínima a la que puede enfocar, si tiene autoenfoque y, en caso afirmativo,  si es ultrasónico, en caso de querer fotografiar  objetos en movimiento.

Flashes

Los flashes son otros accesorios para cámaras fundamentales en un equipo fotográfico básico. Hoy en día prácticamente todas las cámaras traen uno incorporado, pero las réflex disponen de una zapata en su parte superior para que puedas montar uno más potente.


Usos del flash
Lo primero que debes saber antes de comprar este tipo de accesorios de fotografía es para qué te va a servir y para qué no. Un flash no te va a iluminar un paisaje o un espacio abierto, como puede ser un campo de fútbol. No existen flashes con semejante potencia.
Estos accesorios para cámaras te servirán para iluminar personas u objetos que se encuentren a una distancia prudencial en condiciones de poca luminosidad. También para fotografiar a alguien que esté a contraluz o para una foto de grupo en plena noche. Igualmente, será útil para tomar fotografías en espacios cerrados, donde la luz artificial no suele ser lo suficientemente  adecuada.


Prestaciones de los flashes
A la hora de elegir un flash, hay multitud de prestaciones que estos accesorios para cámaras pueden ofrecer y que van a redundar en la calidad de las fotos, como los ajustes de la potencia y el rango de duración del flash. La potencia de estos accesorios para cámaras vienen marcados por el número guía (NG).
Una función muy útil de estos accesorios para cámaras, que ya incorporan los flashes de las compactas, es la de “ojos rojos”, para evitar ese antiestético efecto en las fotos con flash. Además, si vas a usarlo como flash indirecto, rebotando la luz por ejemplo en el techo, fíjate qué opciones ofrece la antorcha del flash para rebatirla y girarla, y si tiene difusor incorporado o un segundo reflector.
También es bueno que estos accesorios para cámaras incorporen el sistema TTL para una mejor optimización de su uso, pero asegúrate que tu cámara también lo tiene y que ambos sean compatibles.

Trípodes

Otros accesorios para cámaras muy útiles son los trípodes. Con ellos podrás tomar exposiciones largas sin temor a que las fotos salgan movidas a causa de tu propio pulso. Algo muy útil en condiciones de poca luz, para lograr algunos efectos curiosos o con objetivos muy pesados. También lo necesitarás para fotos con Auto Disparo en las que tú mismo quieras salir.


Tipos de trípodes
Los trípodes son accesorios para cámaras, utilizables tanto con compactas como réflex. Constan básicamente de dos partes: el cuerpo, que serían las patas, y la rótula, que es donde se monta la cámara. Algunos se venden de forma compacta, pero es recomendable comprar ambos elementos por separado.
En cuanto a las rótulas, las hay de cuatro tipos: de bola, 3D o de tres ejes,  de joystick y de cremallera. Las de tres ejes son las más precisas y también las más caras, particularmente prácticas cuando se va a hacer algún movimiento al tirar la foto, como un barrido. Pero por lo general, las de bola y las de joystick son suficientes y resultan más cómodas.


Características de los trípodes
Al comprar uno de estos accesorios para cámaras has de considerar que sean lo suficientemente robustos para aguantar el peso de tu cámara,  el resto de los objetivos y otros accesorios para cámaras que vayas a  emplear con él.
Por otro lado, intenta hacerte con un cuerpo de una altura tal que no debas agacharte para tomar la foto. Además, puede que en alguna ocasión quieras tomar una foto casi a ras del suelo, para lo que necesitarás que se puedan abrir las patas del trípode por completo y poner la barra central en posición horizontal.
Adicionalmente, ten en cuenta que  deberás cargar con él junto con el resto de tus accesorios para cámaras, así que cuanto más ligero sea, mejor.

Otros accesorios

Fundas y bolsas
Las fundas y bolsas son accesorios para cámaras que debes elegir en función de la comodidad que te van a aportar. Muchas cámaras compactas se venden ya con una funda o estuche, pero se puede adquirir una mejor para darle más protección,  por si la original carece de bolsillos para tarjetas de memoria o lugar para guardar la batería de repuesto.
En cuanto a las bolsas para cámaras réflex, las hay de varios tipos en función de su tamaño, de la forma de llevarla (en bandolera, riñonera o tipo mochila) y de la cantidad de bolsillos y compartimentos para los distintos accesorios para  tu equipo.
Tienes que escoger la bolsa ideal principalmente en función de la cantidad de accesorios para cámaras que quieras meter en ella y de la comodidad que requieras para irlos  sacando y metiendo.


Filtros para cámaras
Estos accesorios para cámaras que te abren todo un abanico de posibilidades para mejorar algunos aspectos de tus fotografías, o para darles ciertos efectos, se colocan en los objetivos de las cámaras réflex y hay un amplio rango de calidades y precios.
Algunos se usan sólo para proteger la lente exterior del objetivo (muy recomendable si éste no trae uno incorporado). Otros, como los ultravioleta o los polarizadores, son accesorios para cámaras que eliminan o matizan algunos efectos no deseados de la luz. Hay un último grupo,  los de color y los creativos, que le dan ciertos efectos  a las fotos.


Parasoles para cámaras
Son accesorios para cámaras que evitan efectos indeseados de refracción, como los molestos halos, y además te ayudan a proteger el objetivo. Pese a su nombre, no sólo se utilizan cuando hay sol, pues también sirven para días nublados e incluso para espacios cerrados. Es un elemento relativamente barato comparado con otros accesorios para cámaras, aunque también hay distintas calidades y algunas, para uso profesional, pueden llegar a ser bastante caras.