Guía de Compra - Amplificadores

Sistemas de audio

Hay amplificadores para cada necesidad y presupuesto
En el momento de elegir un amplificador para tu hogar, hay varios detalles a tener en cuenta, ya que los hay diferentes para escuchar música o ver películas. Las dimensiones de la habitación en la que lo vas a usar son importantes para una mejor disposición de los altavoces y calcular la potencia necesaria para tener un sonido de calidad.


Amplificadores de un canal
Es el sistema más básico de audio, con un solo canal representado por un solo altavoz, para uso común. Los fanáticos del audio prefieren invertir mejor y usar dos de estos amplificadores en lugar de uno estéreo, ya que mejora la calidad del audio.


Amplificadores estéreos
Para escuchar música, ya sea en CD, en MP3 o en viejos discos de vinilo, basta con tener un amplificador estéreo que reproduzca dos canales (uno izquierdo y uno derecho) y dos altavoces (uno por cada canal).
Con los amplificadores estéreos, vas a poder ajustar parámetros como graves, agudos o el balance entre los dos canales y seleccionar desde qué aparato vas a escuchar tu música.


Amplificadores AV o multicanales
- Los amplificadores para este sistema son llamados AV y tienen más canales. Cuantos más tengan, mayor será el realismo.
- Los amplificadores 5.1 tienen un canal central, dos frontales, dos denominados surround y un subwoofer, altavoz que resalta las frecuencias más bajas.
- Los amplificadores 6.1 agregan un canal y altavoz más situado detrás de los espectadores.
- Los amplificadores 7.1 agregan otro canal más en la parte trasera.


Todos estos amplificadores son ideales para disfrutar películas en DVD con sonido similar al del cine. El amplificador debe reproducir formatos como el DTS, Dolby Digital, Dolby Pro Logic II, etc.

Potencia

Más potencia no es igual a mejor sonido para tu amplificador
A la hora de elegir la potencia del amplificador, hay que saber que son varios los factores a tener en cuenta. Muchas veces escuchar más alto no es lo mejor. La ventaja de los amplificadores de mayor potencia es que, a bajo volumen, distorsionan mucho menos el sonido.


Potencia de los amplificadores
Cuando se habla de potencia, se refiere, en términos técnicos, a la energía eléctrica que puede disipar un determinado dispositivo. El valor de la potencia en audio está relacionado con la presión sonora que un altavoz puede ofrecer. En términos sencillos, nos entrega un mayor nivel de volumen.


Impedancia de los amplificadores
La impedancia, que se mide en ohmios, es, en términos sencillos, la resistencia al paso de la corriente alterna, que es la que tienes en la toma eléctrica de tu casa.


Relación potencia-impedancia para los amplificadores
En caso de ser un amplificador de audio tipo AV que viene con los altavoces incluidos, ya está todo ajustado.
Si los adquieres por separado, hay que saber que hay una relación entre la potencia que puede alcanzar el altavoz y su impedancia.
Como referencia, se necesitan 30 vatios de potencia por canal cada 10 metros cuadrados de la habitación. En general, un amplificador debe tener por lo menos 100 vatios en cada canal, multiplicados por la cantidad de canales.
Quizás parezca demasiada potencia, pero hay que saber que cuanto más baja sea la impedancia del altavoz (esta puede ser de 8, 6, 4 y hasta 2 ohmios) más deberá aumentar la potencia.


Amplificadores de potencia
Cuando la potencia es mayor a los 120 vatios, se consideran amplificadores de potencia. Se los utiliza con grandes altavoces, generalmente para animar fiestas y reuniones o propalar sonidos en espacios abiertos. Son estéreos y reproducen sólo dos canales. No están preparados para una cantidad mayor.

Sintonizador

Amplificadores con radio para los que les guste tener todo integrado
Hay amplificadores que además sirven como receptor de radio, todo en un solo aparato. Captan tanto las emisoras de AM, que generalmente tienen más programas y menos música, como las de FM, que tienen mejor sonido y son más musicales.


Gusto y necesidad
Puedes elegir tener un amplificador sin radio y un receptor por separado. Algunas veces es una cuestión de preferencias y otras de espacio físico.
Es indispensable comprar un amplificador que tenga distintos tipos de entradas compatibles con reproductores de audio y vídeo.


Entradas de los amplificadores
Todos los amplificadores tienen entradas para poder conectar tus reproductores de audio o vídeo. Sin embargo, en los que vienen con la radio incluida, se hacen innecesarias las entradas para un receptor.
La mayor parte de los reproductores pueden conectarse, tanto de forma analógica como digital, a diferentes entradas y con cables distintos.
Éstas son algunas de las que puedes necesitar:
-Line level stereo, o nivel de línea estéreo: permiten conectar un reproductor de discos compactos o aparatos que reproduzcan el formato Dolby Pro Logic. Antes de la compra, debes asegurarte de que haya compatibilidad entre las salidas de tus reproductores y las entradas del amplificador.
-Auxiliar: en caso de tener varios reproductores, esta entrada puede ser de mucha utilidad.
-Phono: si eres fanático del ruido del vinilo, podrás disfrutar de tus LP.
-Entrada de audio digital: si lo prefieres, puedes conectar a los amplificadores aquellos reproductores provistos de salida digital, lo que te dará una mejor calidad de sonido y la posibilidad de una interconexión total para grabaciones sincronizadas.
-S- vídeo: por esta entrada se ingresa una señal de vídeo y se puede ver en tu aparato de televisión.
-HDMI: por medio de un cable único conectado a esta entrada, se pueden ingresar señales de vídeo tanto digitales como descomprimidas así como varios canales de audio digital. Ideal para los que tienen aparatos de televisión de LCD o plasma.

Accesorios

Sin estos accesorios de amplificadores, tu equipo está incompleto.
Altavoces
Muchos amplificadores tipo AV se venden junto a su sistema de altavoces, no es el caso de los amplificadores de audio estéreo.
Si necesitas comprarlos por separado, tienes que tener en cuenta qué  amplificador tienes. Es fundamental que conozcas la potencia máxima que ofrece, su impedancia y qué tipo de sonido quieres.
Para un sonido estéreo, un par de altavoces e igual potencia e impedancia. Generalmente se venden en pares. Para 5.1, 6.1 y 7.1, el juego de altavoces y el subwoofer, que reproduce las frecuencias bajas, se venden juntos.


Muebles para audio y vídeo
Los hay en distintos modelos y colores. Son indispensables para colocar un amplificador de audio y vídeo, tu pantalla plana de plasma o LCD que mida hasta 46 pulgadas, reproductor de DVD o CD, el subwoofer y hasta tu consola de juegos preferida.


Mando a distancia
En general, los amplificadores modernos vienen con mandos a distancia, que te permiten tener el control total de sus funcionalidades al alcance de la mano. Sin embargo, no todos lo traen.
Para mitigar este problema existen los mandos a distancia llamados universales o inteligentes, que permiten operar todo tipo de aparato o reemplazar hasta 6 mandos. Hay tipos que incorporan una pantalla táctil para un manejo más sencillo.


Cables
Imprescindibles a la hora de interconectar los distintos componentes de tu equipo, son de fácil conexión (las entradas son distintas y están identificadas). Los hay de varios tipos:
-        Cable coaxial  (para la antena de televisión o sintonizador),
-        RCA (para ingresar señales analógicas de audio o vídeo),
-        HDMI
-        Fibra óptica
-        Súper-vídeo
-         Vídeo componente