Ordenadores Portátiles

Mostrar resultados de

Filtrar por palabras

Guía de Compra - Portátiles

Pantalla

A la hora de escoger un ordenador portátil, una de las primeras cosas en las que debemos fijarnos es en la pantalla, que debe ser adecuada a nuestras necesidades. Piensa que si éste va a ser nuestro ordenador principal, que utilizaremos en casa y la oficina, y no tenemos pensado instalarle un monitor externo, debemos comprar un ordenador con una pantalla grande (existen ordenadores portátiles con pantalla de hasta 18 pulgadas). Claro está, de nada vale tener una gran pantalla sin una buena resolución, aunque hoy por hoy esto no debería ser ningún problema. Por resumir, deberíamos buscar una resolución mayor de 1366 x 768 píxeles para poder trabajar sin complicaciones. Otro de los puntos que tener en cuenta, es el de la luz que emite dicha pantalla, ya que puede conseguirse, además de la clásica pantalla brillante (que puede ajustarse), una pantalla mate para entornos en los que se pasa muchísimo tiempo con el ordenador portátil, ya que dañará menos los ojos.

Peso

Obviamente, cuanta más grande sea nuestra pantalla, más grande será el ordenador y, por tanto, menos cómodo será viajar con él. Así mismo, cuanta más potencia tenga, más pesará. Hay que tener en cuenta que los portátiles más habituales pesan en torno a dos kilos y medio, mientras que los más pequeños apenas pasan de un kilo. Debes pensar si primas la capacidad antes que la movilidad o viceversa. Piensa, por otro lado, que cuanto más grande sea el ordenador, mejor se podrá escribir en él, así que el uso que le demos al teclado también influirá a la hora de escoger un ordenador portátil u otro.

¿Ultrabook? ¿Netbook? ¿Notebook?

Puede que nos liemos entre los nombres de los distintos tipos de ordenadores portátiles, por lo que es conveniente aclarar términos antes de seguir más adelante. Un notebook es un ordenador portátil potente, que permita edición, jugar a videojuegos potentes y poder manejar programas muy exigentes. Los notebooks cuentan con un buen procesador, y se diferencian de los ordenadores portátiles más clásicos en el tamaño de su pantalla, que será ligeramente más pequeña que la de éstos, para que pueda llevarse a todos los sitios. Los netbook prácticamente se han dejado de fabricar, pero aún se pueden encontrar en el mercado. Se trata de ordenadores portátiles muy livianos y pequeños, con un procesador con poca potencia y que se utiliza como extensión de un ordenador mayor. Con la proliferación de las tablets, cada vez se utilizan menos. Los ultrabooks, por su parte, son el relevo de los netbooks: Tan fácil de llevar como aquellos pero más poderosos, con una apariencia muy delgada pero que permite manejar todo tipo de información, estando tan solo sin reproductor DVD-Blu Ray, una pequeña limitación a cambio de un portátil potente y muy fácil de llevar a todos los sitios.

Procesadores y memoria

El procesador de un ordenador portátil depende, claro está, de la calidad que queramos éste. Por lo general, hay tres variantes: Para un uso simple y básico, bastará con un Intel Core i3, mientras que para un usuario normal será necesario un Intel Core i5. Finalmente, los que más potencia necesiten tendrán que ir a por un Intel Core i7, que da la mayor calidad (a cambio de un gran consumo energético y de correr peligro de sobrecalentar el ordenador si éste no está bien refrigerado). Por su parte, en cuanto a memoria RAM, tú debes elegir la que necesitas, pero no deberías conformarte con menos que 8 Gb, que es el mínimo para poder trabajar sin problemas.

Batería y otros

La batería de los ordenadores portátiles siempre es un quebradero de cabeza. Por lo general suele durar de dos a tres horas (trabajando a máximo funcionamiento). Para que dure más, se recomienda no utilizarla a todas horas (estando conectada de forma continua a la corriente) y fijarse bien en las recomendaciones del fabricante. Otras especificaciones a las que deberías prestar atención se centran en el teclado (que debe ser cómodo y no hacer mucho ruido) o las capacidades multimedia del ordenador portátil, que deben ir acorde con tus necesidades.