Lencería

Guía de Compra - Lencería

Sujetadores

Según tu tipo de pecho
Obviamente, lo primero que debes saber a la hora de comprar un sujetador es tu talla de pecho y tu copa, que determinarán el tamaño de la lencería que te compres. Pero no solo eso. Además, debemos tener muy en cuenta el tipo de nuestros pechos para comprar uno u otro tipo de sujetador. Por ejemplo, las chicas con pechos grandes deben llevar sujetadores especiales tallas grandes que den forma y sujeten el pecho, aunque debes tener cuidado para que no se salga por arriba, ya que dará una imagen altamente antiestética. En este sentido, debes tener mucho cuidado con que no te apriete, ya que en este caso te estarás poniendo unos kilos extra que no te harán ningún favor. Sin embargo, en el lado contrario, el de los pechos pequeños, te conviene hacerte con un sujetador con relleno que le de forma y lo levante gracias a sus aros. Si lo que pretendes es que no se te note el pecho (o disimularlo), puedes hacerte con sujetadores de un material suave y cuyo color sea el de la piel. De esta forma podremos disimular los pezones, por ejemplo. Finalmente, si tus pechos están caídos puedes hacerte con sujetadores push-up, ideales, ya que darán más volumen y firmeza.

Tipos de sujetadores básicos
Entre la gran variedad de sujetadores que existen es probable que nos perdamos a la hora de escoger entre tanto nombre. Por ejemplo, los famosos push-up no son sino sujetadores especiales que nos servirán para realzar nuestro busto y centrarlo, razón por la cual cada vez se llevan más en todo tipo de tallas. Otra opción con la que puede combinarse es la opción de moldeado, que redondeará el pecho permitiendo una mejor utilización de prendas ajustadas. Por lo general, este tipo de sujetadores son llamados sujetadores con arco, que dan forma y levantan los pechos. Si lo que pretendemos es hacer deporte con nuestro sujetador, debemos comprar un sujetador deportivo, que contribuye a la resistencia del cuerpo, sujetando perfectamente el busto y sin que este se mueva lo más mínimo del lugar en el que está situado. Si nuestro problema es que queremos disimular que tenemos mucho busto, entonces también tienes una solución en forma de sujetador reductor, que te ayudará a eliminar a la vista parte de tu pecho. Claro está, no podemos olvidarnos de la lencería sexy o de prendas especiales como el bustier (que se extiende hasta la cadera dando una sensación muy erótica), pero eso ya lo dejamos a tu imaginación.

Cosas que tener en cuenta
Aunque hay diversos materiales en cuanto a sujetadores (y más siendo una prenda que puede dar tanto juego), lo mejor es vestir prendas de algodón en cuanto a calidad y para permitir la respiración, aunque también la lycra es muy cómoda y no hará arrugas en la ropa. Si nos interesa ser un poco más juguetonas, podemos encontrar desde sujetadores de cuero o látex hasta sujetadores de gominolas, para pasar una noche inolvidable. En cuanto a los colores, depende mucho del uso: Aunque hay quien recomienda el color carne en la mayoría de sujetadores, para disimular que se llevan, entre la gente joven lo normal es usar colores más llamativos y sexys, como el rojo o el negro. Además, se recomienda que los tirantes no se vean en ningún momento, para lo que existen los tirantes transparentes. A la hora de probarte un sujetador, ten en cuenta que debes escoger la talla correcta, dejando los tirantes con movilidad pero siempre de forma que no te apriete demasiado. Además, ten en cuenta que los sujetadores, junto con las bragas, te definirán como chica, por lo que tú decides si prefieres llevar modelos poco convencionales, lencería deportiva, sexy o elegante. ¡Sorprende a tu pareja y sorpréndete a ti misma!

Bragas

Tipos de bragas
A la hora de comprar ropa interior femenina, siempre te encontrarás en una diatriba: ¿Braga o tanga? Si te decides por la primera debes tener en cuenta que este tipo de ropa interior tiene, a su vez, más subdivisiones. Por ejemplo, las bragas pueden tener diferentes cortes más allá de la braga normal, ancha de rente y que cubre toda la parte trasera. Otro ejemplo es el de la famosa braga brasileña, que se pone estrecha en la zona trasera, dejando los glúteos al aire, por lo que, si se tienen las caderas anchas, no se recomienda utilizarlo, ya que este tipo de braga, si se pone muy ajustada, causará un efecto feísimo. También tenemos la braga bikini, que es la contraria de la brasileña: Cubre toda la nalga, pero deja al descubierto bastante más en la zona delantera. La braga faja parece diseñada para los momentos en los que se tiene la menstruación, altas y grandes. No son las más sexys, pero sí son útiles.

Tipos de tangas
Antes de elegir un tanga, debes tener en cuenta que los tangas se recomiendan para mujeres delgadas o con algo de tripa, pero no para chicas obesas, ya que parecerían deformar el cuerpo. Dentro de los tipos de tangas hay dos que se pueden destacar. El primero es el tanga normal, que deja al descubierto los glúteos y que son muy útiles al llevar ropa ajustada. Además, son muy sexys y puedes encontrarte con modelos más o menos atrayentes (eso es: Con más o menos tela), desde el tanga brasileño (un poco más corto que el tanga normal) o el microtanga hasta el tanga de hilo, conocido porque la parte trasera es simplemente una tira muy delgada que te hará unos glúteos muy sexys. Eso sí, ten en cuenta que, por sexys que sean, tienes que tener mucha higiene con ellos si no quieres contraer enfermedades.

Culotte
El culotte es una prenda de lencería muy especial, ya que lo que hace es cubrir todos los glúteos y las ingles, quedando como unos pequeños pantalones cortos muy ajustados y cómodos, a no ser que estés muy acostumbrada al tanga. Ten en cuenta que no deben estar demasiado ajustados porque el cuerpo será raro a la vista, y será mejor para ti si no tiene encaje o puntilla si encima de él tienes ropa ajustada, ya que se notarán. Sin costuras, quedarán bien con cualquier prenda.