Joyería

Guía de Compra - Joyería

¿Qué joya elegir?

Metal cepillado, plata vintage: fashonista centelleante
Si tienes un estilo más moderno y ropa de moda, elige joyas de plata o de oro blanco. Son menos clásicas que las joyas de oro, pero tienen el mismo carácter intemporal. Una pulsera de plata es un accesorio imprescindible para darte un toque de moderna elegancia. Lo puedes combinar con una sortija de piedra sintética que vaya con el color de tu ropa. Existen también joyas de metal cepillado, como los anillos redondos o cuadrados, que se ajustan a tu dedo.  Sobrias y elegantes, son accesorios ideales para un aspecto moderno y original.


Joyería

Pendenciera chic, las joyas étnicas
Este tipo de joyería está diseñado con materiales artesanales, típicos de cada región en muchos casos. Buscan lograr un estilo menos formal, con referencias a la naturaleza y toques étnicos.  Coco, bambú, madera, hueso tallado, alpaca, piedras semipreciosas como el jade, el ónix, las ágatas, las turquesas, o los corales y el nácar, son algunas de las opciones. Los metales, el cuero y algunas fibras pueden aparecer en tramas de pulseras, collares y pendientes adornados con estos materiales. Las joyas étnicas provienen a veces del comercio justo, lo que dará un toque ético de muy buen gusto a tu atuendo. Podrás conseguir joyas étnicas de América del Sur, de África y de Asia, para variar los estilos.


Radiante de color: la bisutería
Es la joyería de uso diario, que no contiene materiales preciosos como piedras, plata u oro. Es fácilmente combinable con la ropa que llevas al trabajo, y te brinda un toque personal y original. Es el accesorio de moda por excelencia. Existen collares de pequeñas cuentas de acrílicos o cristales, pequeñas perlas y piedras artificiales de variados colores, pulseras combinables con estos diseños y pendientes de tamaño discreto, que suelen acompañar o complementar los colores de las otras piezas. En general duran menos tiempo que las joyas más clásicas. Se cambian según la moda.

Materiales y Quilates

¿Oro o botones?
Existen numerosos materiales para el diseño de joyería femenina. Desde los más tradicionales, como el oro o la plata, a nuevos elementos adaptados a este fin, como los botones. El cobre permite tramas aplicadas a diferentes diseños, como gargantillas o pulseras. La madera es otro elemento combinable con los metales, como el ébano, comúnmente utilizado en anillos de madera y metal. Las piedras preciosas (rubíes, esmeraldas, topacios, brillantes), semipreciosas (amatistas, turquesas, ágatas u obsidianas, entre otras) y las perlas, aportan una belleza y atracción especial al diseño en joyería. Para opciones menos formales y más alternativas,Joyería los botones, el acrílico, el aluminio, la cerámica, las piezas de metal esmaltadas, el cuero y el caucho se combinan en collares, anillos, pendientes, pulseras o brazaletes. Toda una gama de materiales y combinaciones en diseños apropiados para diferentes ocasiones.


De los quilates a los milésimos
Los metales preciosos, como el oro y la plata, tienen diferentes quilates, que indican el grado de su pureza y de mezcla con otros metales. Los quilates, de mayor a menor pureza, son: 24, 22, 18, 14, 10 y 9 K (quilates). Por ejemplo, una joya de 18 kilates presenta una mezcla que contiene 75% de oro, y una joya de 9K contiene 38% de oro puro.


Las joyas hipoalergénicas para alegrar las pieles sensibles
Algunas personas tienen alergia a ciertos metales. La joyería de al menos 14 quilates reduce considerablemente las posibilidades de dermatitis. También existen opciones hipoalergénicas como el acero inoxidable. Y hay compañías que diseñan exclusivamente joyas hipoalergénicas, combinando el diseño y la creatividad con opciones atentas a tu salud.

Detalles que tener en cuenta

Joyas ajustables, largos variables
El tamaño de una pieza de joyería varía de acuerdo al tipo de pieza y al diseño. Hay collares largos, que pueden dar varias vueltas al cuello, o collares cortos, de una sola vuelta. Hay anillos abiertos, que se cierran levemente para ajustarse mejor al dedo que lo requiera. Existen pulseras de tamaño variable, abiertas, o pulseras fijas constituidas por Joyeríauna sola pieza cerrada o con un broche. Hay brazaletes que pueden variar su ajuste y gargantillas ceñidas al cuello. También existen pendientes pequeños o colgantes. El tamaño y adaptación dependen del diseño que escojas para cada ocasión.


Solitario o adorno
Las piezas de joyería se pueden utilizar de forma individual, como un anillo, o a juego con pendientes, collar o colgante y pulsera. En todos los casos el material de las piezas combina entre si y el tipo de piedras utilizado se reitera de manera armónica. Las piezas que no forman parte de un conjunto, como unos pendientes solos, pueden ser más grandes, es decir, pueden destacar más aún que si van incluidas dentro de un conjunto.


Entre la transparencia y el brillo: el color
El color es otro factor importante al momento de elegir la joyería. Puede combinar con tu atuendo, seguir la línea del color natural o tener colores vibrantes logrados por medio de tinturas específicas para ello. Las piedras semipreciosas son un ejemplo: suelen tener variados colores obtenidos de manera artificial, lo que te permite una gran variedad de posibilidades a la hora de combinar tu vestimenta. Las piedras naturales conservan el encanto del color original de la naturaleza. Puedes elegir entre joyería con más brillo y transparencias o joyería de color mate, con colores más sólidos.

Accesorios

Joyeros
Hay toda una variedad de cajas de diferentes materiales donde conservar tus joyas. Desde cajas tejidas en fibras de cáñamo o maderas talladas para guardar tu joyería étnica, a los exhibidores y cajas forrados en terciopelo similares a los de las joyerías más tradicionales y sofisticadas. Estuches para anillos y pendientes, con variadas formas y materiales (como telas o estuches forrados en cuero por fuera), los joyeros se transforman en un objeto de diseño que adorna el lugar donde lo coloques.


Soportes para joyería
Si prefieres exhibir tus joyas como un objeto decorativo, los pies son una buena opción. Los portabisutería diseñados con diferentes formas, como árboles o maniquíes, sirven para colgar pendientes, pulseras y collares.


Llaveros
Los llaveros con piedras de fantasía o naturales son objetos de delicado diseño que te acompañan en tu vida cotidiana. De variadas formas y longitudes, combinan piedras (ágatas, cuarzos, jades) y materiales como el cuero y el acero inoxidable. Son funcionales y a la vez complementan tu estilo en general a la hora de vestir.