Sillas de coche y accesorios

Guía de compra - Sillas de coche

Qué son los sri

Función primordial
Las sillas de coche no son un simple accesorio para que el niño vaya más cómodo, como comúnmente se cree: Se trata de un aparato que cumple una función vital para el niño: La de servir como SRI (Sistema de Retención Infantil) y evitar daños en posibles accidentes. En cualquier viaje que se realice, la silla debe ser puesta y el bebé tiene que ir en ella, a pesar de que aún hay quien cree que lo más seguro es llevar al bebé en brazos, algo muy peligroso al no poder retener al niño en caso de accidente. Tampoco es seguro llevar un cojín o un asiento de casa, que hace el mismo efecto que no llevar absolutamente nada.

Efectivos
Aunque la muerte de niños en accidentes de tráfico ha bajado mucho en la última década (de 307 en 1990 a 49 en 2010), se aconseja llevar sillas de auto, ya que el 37% de los niños muertos en carretera en 2010 no usaban ningún sistema de retención infantil, y las sillas de coche pueden reducir hasta un 75% el impacto del accidente, según el Real Automóvil Club de España (RACE). Para conseguir más seguridad, la silla debe colocarse en sentido contrario a la marcha. Así, la carcasa de la silla retiene el cuerpo completo del niño durante el choque. Cabe recordar que el niño debe usar SRI hasta que mida 135 centímetros.

Tipos

Grupo 0, 0+ y I
Las sillas de coche se dividen en cinco grupos: El grupo 0 (de 0 a 10 kilos) se usa durante los primeros nueve meses y consta de cucos homologados para el coche, que se colocan en el asiento trasero de forma horizontal enganchados con los cinturones de seguridad. El 0+ (de 0 a 13 kilos) se colocan en sentido contrario a la marcha en el asiento delantero (en cuyo caso se debe desactivar el airbag) o trasero y anclado a los cinturones de seguridad. Este grupo puede conocerse como maxi-cosi, pero realmente este es solo el nombre de una marca. El grupo I (de 9 a 18 kilos) se sitúan contra la marcha (aunque los hay que se colocan en su mismo sentido) y se deben poner en el coche antes de sentar al bebé en él, comprobar que esté bien fijado y sujetarle con un arnés.

Grupo II y III
El grupo II (de 15 a 25 kilos) son sillas de coche o simples cojines elevadores (que suelen añadir respaldo) que quitan el arnés y se sujetan con el cinturón de seguridad del coche. Se colocan en el asiento trasero mirando hacia delante, y la banda del coche pasando por las caderas del niño, no por el estómago u otro sitio. Finalmente, el grupo III (de 22 a 36 kilos) son cojines elevadores que se usan con el cinturón de seguridad sobre la clavícula del niño. Este último grupo se puede usar hasta los 12 años. En todo caso, la silla debe colocarse bien sujeta a la estructura del vehículo.

Sillas homologadas


Qué debemos buscar en la silla
La silla que se utilice debe estar homologada por la normativa europea ECE R-44/03. Para comprobar quer todo está en orden se tiene que buscar una etiqueta de color naranja con datos variados, el grupo del niño (del que hemos hablado anteriormente), número de identificación y, muy importante, distintivo de homologación. No se debe comprar una silla sin este distintivo o podemos estar comprometiendo la salud de nuestro pequeño.


Qué comprobar en la silla
Para empezar, se debe probar en el coche o haber tomado medidas, para comprobar que el cinturón es lo suficientemente largo como para protegerla en su totalidad. Además, se debe comprobar que esté en perfecto estado (para lo que es ideal confiar en tiendas serias), comprobar que la instalación de la silla no es compleja o leer opiniones sobre ello e informarse mucho sobre cada tipo de silla y lo que hay que tener en cuenta.

Consejos

¿Qué es el sistema isofix?
El Isofix es un sistema de sujeción que algunos coches tienen y para el que se deben comprar sillas isofix. Con este sistema, la silla de coche se ancla al chasis (mediante dos puntos rígidos y un tercero superior o inferior), impidiendo totalmente el movimiento y dejándola quieta ante cualquier accidente. Además, se puede poner también en dirección contraria a la marcha. Si tu coche no dispone de Isofix, se puede añadir a posteriori, aunque la mayoría de nuevos modelos lo llevan incorporado.

Otros consejos
Igual de importante que poner la silla es saber cuándo es momento de cambiarla (porque tu hijo es demasiado grande) o cuándo ya no hace falta en absoluto. También es importante colocar la silla correctamente y saber cómo sentar al niño en ella. No hay que olvidarse de medidas básicas, como no dejar que el cinturón de seguridad esté retorcido o fijarse en que el reposa cabezas proteja realmente toda la cabeza en caso de accidente y no solo una parte.

Datos

Accidentes
Aunque los datos de bebés sin silla de coche está bajando, lo cierto es que aún hay motivo para la alarma: Si en 2009 hubo un 40% de niños en accidentes de tráfico que no llevaban ningún tipo de SRI, en 2010 la cifra se redujo muy levemente, hasta el 37%. Los expertos dicen que, a pesar de que pueda dar pereza o se pongan excusas como la de que será un viaje corto, es vital llevar silla de coche para luchar contra los accidentes de tráfico. Entre los errores más frecuentes que las asociaciones denuncian está colocar al niño en el mismo sentido de la marcha antes de tener que hacerlo, sujetar la silla al asiento, utilizar airbags delante del niño y viajar con éste en brazos.

Por qué usar silla de seguridad
El cinturón de seguridad, por él mismo, no es un instrumento seguro para los niños, y por ello los SRI son prácticamente obligatorios a la hora de viajar con un bebé, pudiendo regular la altura, anchura e inclinación a la que el niño puede ir, y protegiéndole hasta en un 80% del daño en accidente de tráfico.