Guía de Compra - Espejos

Tamaño

A priori se podría pensar que esto es fácil y que solo entran en juego nuestro tamaño personal y el de nuestras casas, pero no es tan cierto como pueda parecer: Los espejos muy grandes (aquellos que pueden sacarnos de cuerpo entero) hacen que de la sensación de amplitud, además de incrementar la luz de la casa. Los pequeños pueden ser usados como adornos, ya sea colgados en la pared, apoyados en ella o incluso sobre un mueble. Además, hay que tener en cuenta que pueden tener un marco que ayude a incentivar su nivel decorativo. Las posibilidades son muchas para estos espejos que sirven para mucho más que para, simplemente, mirarnos en ellos.

Forma

Obviamente, de nada vale un espejo de nuestro tamaño ideal si no tiene la forma que queremos, para lo que existen, una vez más, numerosas opciones: Desde el clásico rectángulo hasta el óvalo, aunque hay quien prefiere no quedarse en lo tradicional e ir a formas asimétricas, representaciones de imágenes (desde hojas de papel hasta navajas o fotos Polaroid). Los más mañosos y decorativos siempre pueden realizar una composición de espejos de decoración que dé como resultado un collage de lo más original.

Dónde usarlo

Claro está, la zona de la casa también va a definir cómo será nuestro futuro espejo. Por ejemplo, si el espejo va a ser comprado para el cuarto de baño, lo más probable es que queramos un objeto grande y no estiloso, sino más bien claro y sobrio. Algo diferente ocurre en la sala de estar, donde hay que asegurarse de que le conviene al resto de la decoración interior y que no parezca fuera de lugar. Se trata de que, al mirar a la pared, todo parezca tener un sentido estético, por lo que hay que tener cuidado también con el mobiliario posterior, que tiene que estar acorde con el espejo y el resto de muebles comprados anteriormente.

¿Usar marco o no usar marco?

Hoy por hoy, las tendencias parecen anunciar que lo más trendy es tener espejos en casa sin ningún tipo de marco, pero no son pocos los que deciden, si el espejo viene sin marco alguno, fabricar uno. Esto es bastante sencillo y no tiene por qué hacerse con madera o plástico: Con un poco de pegamento, material para hacer manualidades (caracoles, semillas, etcétera) y un poco de maña, pueden quedar espejos muy originales y decorativos, ideales para enseñar a las visitas.

Tipos de espejos

Aunque la mayoría de nosotros solo usaremos el espejo plano (aquel en el que nos miramos tal cual estamos en la realidad), no está de más recordar que, como elementos decorativos o curiosidades, podemos añadir los espejos cóncavos y convexos. Los cóncavos son aquellos que muestran la imagen con aumento y, por su parte, el convexo nos muestra la imagen más pequeña.