Mostrar resultados de

Filtrar por palabras

Resultados relacionados que te pueden interesar

Guía de Compra - Trajes

Un traje para cada ocasión

La elegancia sobria para asistir a una boda
Si eres testigo, debes ir en sintonía con la ropa que vista el novio. Nunca puedes estar más elegante que él. Si el novio va de sport, tienes que hacer lo propio. En caso de que el novio esté vestido más formal, opta por un traje oscuro –azul marino, negro o gris- y una camisa blanca. Para la corbata tienes que tener en cuenta el color del chaleco del chaqué. Ponte zapatos negros, tipo Oxford o con hebilla. Si vas como invitado, tienes más libertad para elegir el tono del chaqué y el color de la camisa. Según las últimas tendencias, se impone una vuelta a las líneas más clásicas de los trajes de chaqueta en colores oscuros como gris o negro. En verano, puedes elegir un traje de color claro como el beige, y una tela ligera como el lino. Nunca uses un pantalón más claro que la chaqueta, se considera de mal gusto.


Tendencia relajada y salidas informales
En este tipo de encuentros desaparece la corbata -pero no la elegancia- símbolo inequívoco de formalidad. Hay múltiples combinaciones posibles. Una de las que se recomienda generalmente es usar un pantalón de vestir con una camisa con cuello sin botones, ojal de gemelos y manga larga, a ser posible lisa y de color claro. Según la época del año, puedes agregar una chaqueta de corte moderno que combine con el pantalón y la camisa o polo. Nunca uses una camisa de manga corta con una chaqueta o traje: si quieres un atuendo realmente informal pero elegante, es mejor combinar unos vaqueros con una chaqueta de dos o tres botones.


Clásico y chic en el trabajo
Usa un blazer con un pantalón oscuro. Generalmente, un traje azul es considerado de trabajo. Lo puedes combinar con una camisa clara y una corbata oscura. Si es azul marino y rayado, es mejor que te pongas camisa y corbata lisas. Puedes usar un traje gris con una camisa azul o rosa claro.


El negro sin moderación
Un traje negro lo puedes usar en cualquier ocasión, tanto para trabajar como para asistir a una boda o a una ceremonia religiosa. Lo puedes usar también para salir con amigos: un pantalón negro combinado con una camisa blanca te brinda una elegancia muy de moda. Es una buena opción si quieres invertir en un solo traje para usar en varias ocasiones. Acuérdate siempre de no meter nada en los bolsillos para no dañar el traje: un traje con bolsillos deformados pierde toda su elegancia.

Materiales y cortes

¿Lana o poliéster?
El material En invierno, puedes optar por la lana virgen, considerada como la reina de las telas. Existen diferentes variedades: la lana 100’s es la más gruesa, y la 200’s la más fina. Elige lana 120’s, a la vez fina, flexible y resistente. Existen también lanas mezcladas con otras telas nobles, como la alpaca o el mohair. Son generalmente más sedosas y gruesas. En verano, elige el algodón o el lino, ligeros y elegantes. También hay materiales sintéticos, como el poliéster, que guardan bien su forma y no se arrugan. Pero tienen la desventaja de no dejar pasar el sudor, lo que puede ser incómodo en verano.


Chaqueta, botones y pantalones: el corte
Las chaquetas tienen de uno a cuatro botones. En los últimos años los modelos cruzados con dos botones (llevan dos filas de botones) han pasado un poco de moda. Tienen la desventaja de resaltar el exceso de peso, si lo hubiera. Se llevan completamente abrochados o desabrochados, nunca a medio cerrar. La chaqueta recta de dos botones es una de las más usadas, tanto en chaquetas sport (las que se venden solas sin el pantalón) como de vestir. Tiene una mayor abertura central del pico, por lo que es la que más corbata deja ver. Se la puede llevar toda abrochada o solamente el botón superior, pero nunca el inferior solo. El corte recto de 3 botones es el más equilibrado para trajes de vestir. No es aconsejable para los hombres grandes. La chaqueta recta de un solo botón es la mas moderna.


De los hombros a los tobillos: la talla
La chaqueta debe ajustarse a los hombros y la caída cubrir los bolsillos del pantalón. Para ver si la chaqueta te queda bien, deja los brazos caídos a lo largo del cuerpo: las manos te deben llegar por debajo de la chaqueta. Las mangas, con los brazos rectos, tienen que llegar hasta las muñecas, y, con ellos flexionados, dejar ver los puños de la camisa, sobre todo para poder lucir los gemelos. El pantalón, por su parte, tiene que quedar a la altura del tacón del zapato. Nunca se deben ver tus calcetines cuando caminas.


Gris liso vs a rayas: colores y motivos
En trajes, el azul marino y el negro se usan en cualquier ocasión. El gris oscuro también es apropiado para todos los momentos. La raya diplomática –líneas finas sobre colores oscuros o claros- está muy de moda y es todo un clásico. En verano, el beige queda perfecto, sobre todo en lino. Para las camisas, la mejor opción es el blanco, que combina con todo. Asegúrate de que no sea transparente, para que sea más elegante. Puedes variar las telas y las texturas. También están los colores como el azul o el rosa claro, que combinan muy bien con el gris y el azul marino. Jamás uses calcetines blancos con un traje. Los calcetines tienen que ser oscuros, de hilo o seda.


Forro
Los trajes de calidad tienen un forro hecho generalmente de seda, con costuras muy delicadas y finas. A menudo traen distintos motivos. Y nunca se debe ver por la manga.


Botones de la manga
Los trajes más distinguidos traen botones de verdad que se pueden abrochar y desabrochar, no de adorno como los trajes de menor calidad.

Accesorios

Dependiendo de la ocasión, hay diferentes accesorios para hombre que contribuyen a resaltar tu elegancia.
Corbata
Esencial para todo traje. Las hay de lino, algodón, cachemir, lana o seda. Ten en cuenta que el ancho de la corbata debe ir en sintonía con el del cuello de tu camisa: a cuello ancho, corbata ancha. Una buena corbata debe medir entre 140 y 150 centímetros de largo y de 8 a 10 centímetros en su parte más ancha. Debe tener forro interior de algodón y costuras posteriores para impedir que pierda la forma o se doble.


Pajarita
Vinculada desde siempre a la vestimenta formal, se usa con esmoquin, frac, chaqué y en menor medida con traje. Las de mejor calidad son de seda, y las hay atadas – en sus variedades simétrica, mariposa, diamante y recta lineal- y desenlazadas.


Gemelos
Cuáles elijas depende del traje, camisa o reloj con que los vayas a usar. Los de pasamanería –ya sean de nudos o nudo y barra – se llevan más con conjuntos de sport o informales, pero de ninguna manera para bodas o encuentros más formales. Son los que tienen mayor variedad de colores y formas. Elige los de barras, nudos o nudos chinos para toda ocasión. Pueden ser de plata, oro, platino o piedras semipreciosas como turquesas, jade, etc. Algunos son de titanio y de tela, tejidos, piel, de vidrio o esmaltados. Generalmente son cuadrados, cilíndricos, rectangulares o redondos, aunque los hay de otras formas o con usos alternativos como brújula o termómetro.


Alfiler de corbata
Generalmente de metal, se usa para evitar movimientos molestos de la corbata que puedan darte un aspecto descuidado. También los hay de piel. Pueden tener motivos decorativos.


Pañuelo
Tiene que ser de un solo color que contraste -sin perder elegancia- con el del traje. Preferentemente de seda.


Cinturón o correa
Puede ser de piel, pero siempre debe ser del mismo color que tus zapatos. También puedes usar una faja. Queda bien en los hombres altos. Hay gran variedad de modelos de cinturones, colores, texturas y tamaños.


Calcetines
Completan la elegancia masculina. Nunca uses calcetines blancos con un traje. Escoge modelos del mismo color que el pantalón.