Guía de Compra - Bolsos y bandoleras

Elegir bolso

No cabe duda de  que los bolsos forman parte del día a día de cualquier mujer. Es el lugar donde dejar los enseres personales, las llaves, el iPod o lo que necesitaremos a lo largo del día pero no en ese momento. Pero claro, ¿qué hay que hacer para conseguir el bolso perfecto? En primer lugar, debes seleccionar lo más importante: El tamaño. Y es que no es lo mismo un bolso para salir de fiesta, que es pequeño y manejable, que un bolso para ir a trabajar y en el que debe caber todo lo que quieras llevar contigo. De todas formas, el tamaño perfecto es el mediano, para que ni te quedes sin meter todo lo que te gustaría ni parezcas llevar una bolsa de playa a todos los sitios. En segundo lugar, es esencial pensar en el color. ¿Va a combinar con tu ropa? Si no tienes nada de dicho color, piénsatelo dos veces y ten en cuenta que los bolsos que más pegan con todo son los negros, marrones y grises. Otra opción, claro, son los bolsos estampados, una posibilidad que está muy indicada para mostrar tus gustos y aficiones de una forma rápida y sencilla. Claro está, debes pensar también en que sea cómodo, ya que no te sirve de nada un bolso precioso si luego no es práctico: Debe ajustarse a tu estilo de vida, sea el que sea, ya sea con sencillez extrema o con diferentes bolsillos o aperturas. Finalmente, fíjate en el material del que está hecho, y donde entra tu gusto personal: ¿Prefieres un material sintético o la tela? Ten en cuenta que la tela es más glamourosa, pero se ensucia más, y los sintéticos se limpian con mayor facilidad.

Según tu cuerpo

Los bolsos, como la mayoría de prendas de vestir, también deben cambiar según cómo seas tú. Por ejemplo, las mujeres altas y delgadas deberían llevar bolsos medianos o grandes, puesto que equilibrarán su cuerpo… y viceversa, las mujeres bajas deben evitar los bolsos grandes para no lucir aún más bajitas, siendo preferible un pequeño bolso. Por su parte, si tienes grandes pechos, lo más importante es que el bolso quede bajo la cintura, y si tu problema es que tus caderas son grandes, el bolso de manos se puede apoyar sobre las caderas, algo que te dará más volumen. No olvides comprar un bolso similar a ti en tamaño, al margen de las modas: Los bolsos deben ir con tu altura y tu peso, para lo que debes comprobare en un espejo cómo te queda.

Elegir bandolera

La bandolera es una versión del bolso que, en lugar de tener asas cortas, tiene un asa larga que permite colgarla del hombro. Dentro del mundo de las bandoleras hay diferentes posibilidades: La casual (para el día a día), la deportiva (perfecta para ir al gimnasio o a la piscina), la mensajero (similar a las que llevaban los carteros hace años)… Una vez más, los criterios son similares a los que se deben mirar a la hora de escoger bolso, solo que mirando con más cuidado el tamaño, ya que suele ser mucho más grande.