Guía de Compra - Secadores de pelo

Potencia

Es muy importante tener en cuenta, a la hora de comprar un secador para el pelo, la potencia de éste, o, lo que es lo mismo, la cantidad de watts que tiene. La gran mayoría de los secadores de pelo tienen una potencia de ente 600 y 1900 watts (pudiendo llegar a los 2500), aunque debes elegirla correctamente. Esto es: Si tu pelo es muy fuerte, puedes poner tu secador a la máxima potencia, para que te ayude a secarlo lo antes posible. Sin embargo, si tienes un pelo fino y que puede dañarse con facilidad, bastará con que la potencia de tu secador sea de alrededor de 1000 watts. Por lo general, cuanta más potencia, más rápido secará el pelo, pero debes andarte con cuidado para no chamuscártelo.

Tamaño

A la hora de comprar un secador de pelo, obviamente encontrarás muchísimos modelos online. Piensa que, cuanto más grande, mejor será la potencia de secado. Y, por otro lado… Cuanto más grande, más pesado, algo que puede ser un inconveniente si lo estás usando de forma continua. Piensa bien en las ventajas y desventajas de los diferentes tamaños. Por ejemplo, un secador pequeño funcionará muy bien como secador de viaje, pero no podrás usarlo más que ocasionalmente, ya que no tendrá suficientes características especiales, de las que ahora hablaremos.

Características especiales

Una de las características más comunes en los secadores es la de ofrecer diferentes niveles de calor, e incluso varios de aire frío, para aquellas personas con miedo a que su pelo pueda llegar a quemarse, ya que ofrecerá un enfriamiento para que el pelo no retenga mucho el calor y, al mismo tiempo, nos marque el peinado que queremos hacernos. Algunos secadores también ofertan un secado en el que se emiten iones negativos que neutralicen las cargas positivas y dejen tu pelo más suave que nunca (excepto en los finos, que no deben usar este tipo de característica). A este respecto, destacan los secadores con turmalina, que emiten hasta seis veces más iones negativos.

Cómo usarlo

Antes de nada, debes tener en cuenta que un secador de pelo no es algo que debas usar a la ligera: Al fin y al cabo, nuestro pelo puede sufrir por él, por lo que debe utilizarse de la mejor manera posible. En primer lugar tenemos que quitarnos el exceso de agua con una toalla, y después cepillarlo correctamente de una forma tranquila y nada agresiva. A la hora de secarlo, hazlo siempre a unos 15 centímetros del pelo, pues, cuanto más se acerque a este, más daño puede hacer. Ayudará que utilices productos que hidraten tu cabello, especialmente si tienes un pelo frágil.

Detalles

Hay otros detalles que debes tener en cuenta en tu secador, como, por ejemplo, los metros de cable que tiene, siendo mejor aquellos con más cable, para poder darte un poco de movilidad y no anclarte en un solo lugar. Es importante también aprender a limpiar tu secador, ya que se debe poder limpiar fácilmente tanto la rejilla de entrada de aire como sus accesorios.